Marcos Freire emula a su padre en Amorebieta

Oscar Freire, tricampeón mundial y ganador en 1994 de la Clásica Primavera en categoría juvenil, ha entregado el trofeo a su hijo Marcos tras imponerse al sprint en la prueba de cadetes disputada esta mañana. Segundo ha sido Andreu Stetsiv y tercero Daniel Sampedro.

Artículo anterior35 nuevas plazas de aparcamiento en la calle Gudari
Artículo siguienteMikel Unzilla, el solitario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here