3.000 kilómetros por el desierto

Unai Artaloitia participa en la Marruecos X-Treme

Marruecos X-Treme es una prueba de 3.800 kilómetros, que no tiene un marcado carácter competitivo, pero que sí sirve para que los pilotos de motos se preparen de cara a la próxima edición del Dakar u otras pruebas del calendario internacional de máxima exigencia. “El Marruecos X-Treme está pensado para gente que desea entrenar para el Dakar o formarse para una futura participación en alguna prueba africana, navegación, rutas largas y asesoramiento de pilotos aficionados y profesionales y de mecánicos profesionales”, relata Unai Artaloitia.
En total, el piloto zornotzarra ha recorrido cada día una media de 600 kilómetros, lo que supone unas catorce horas encima de la moto. “Las rutas son largas pero están diseñadas para que cada uno decida la cantidad y la dureza de los kilómetros a realizar siendo estas divididas en tres o cuatro tramos de seguridad. También hay un breefing diario donde se explican las etapas y los consejos tanto mecánicos, como de navegación y conducción”.


Este año el Marruecos X-Treme ha salido de Melilla con 33 participantes apoyados por un camión Dakariano donde se transportan el taller mecánico, los repuestos y donde los mecánicos hacen los chequeos a las monturas para que las motos estén en perfecto estado para esta gran aventura. “Es obligatorio que las motos monten mousses en las ruedas para evitar los pinchazos y el uso de una baliza Spot para una eventual evacuación. Todos los sistemas de seguridad son necesarios aunque no se usen. Estamos siempre a cientos de kilómetros de las carreteras asfaltadas y la organización no escatima en seguridad”.

Las motos han pasado por pistas de montaña, por zonas conocidas como “mar de piedras”, también técnicas de trial combinadas con increíbles donde la navegación ha sido fundamental y las temibles dunas del desierto. “Para pilotar por las dunas es necesario seguir unas pautas y confiar en tu moto. Para subir y bajar las dunas hay que llevar la moto a un mínimo de 40 km/h no te puedes para en medio de la duna porque la moto se hunde y necesitarás remolque. Hemos aprendido mucho en el desierto lo que nos servirá para otras pruebas o expediciones por Africa”.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2018

Ir arriba.