MIKEL REAL BAJO LAS ESTRELLAS DEL KILIMANJARO 5.895 metros

Gran aficionado a la montaña, Mikel Real ha coronado con éxito la cumbre del monte más alto de Africa, el Kilimanjaro. Situada al norte de Tanzania, a 330 km. al sur del ecuador, está formado por tres volcanes extintos (Kibo, Mawenzi y Shira). El punto más alto es la cima del monte Kibo, llamada Uhuru Peak (5895 metros).
La ascensión la ha llevado a cabo por la ruta Machame “la más espectacular y está considerada como uno de los recorridos más hermosos, por lo que cada año crece el número de personas que utilizan este trayecto. La mayor dureza de éste recorrido ha motivado que a Machame se la apode como la ruta “Whiskey” en comparación con la ruta Marangu o ruta “Coca-cola”.
La ruta Machame no se dispone de refugios como ocurre en la ruta Marangu y debe realizarse empleando tiendas de campaña en lugares habilitados para este efecto. Otra ventaja de este camino frente a la ruta Marangu es el descenso que, con el objeto de efectuar un trayecto circular, se suele efectuar por el recorrido Mweka, una bajada directa que cuenta con campamento intermedio para hacer noche.
unnameDd (Copiar)
Según Mikel,” el recorrido no es técnico aunque hay que tener una condición física buena y cierta experiencia. También puede aparecer el llamado mal de altura, porque salimos de 1.800 metros sobre el nivel del mar y llegamos a los 5.895”. También la temperatura juega malas pasadas, puede haber descensos bruscos y llegar hasta los -25º C. La ayuda de los porteadores y los guías es vital. Mikel ha utilizado los servicios de un guía y dos porteadores. “Al Kilimanjaro suben más de 20.000 personas todos los años y el turismo les aporta mucho trabajo a las poblaciones cercanas”.
unnamed (Copiar)
La acometida a la cumbre se realiza en la madrugada del sexto día y alcanza el cráter Kibo en el lugar denominado Stella Point a 5.735 m, lugar al que habitualmente se llega en pleno amanecer. “Es una de las experiencias más bonitas que he tenido en mi vida. Bajo un gran manto de estrellas divisas a los lejos todas las poblaciones cercanas”.
Tras la ascensión Mikel pudo realizar varios safaris por el Cráter de Ngorongoro. “Es un plan muy completo, practicas tu deporte favorito y luego puedes ver animales salvajes en su propio hábitat. Y si tienes tiempo y dinero te puedes ir a las playas de Zanzibar”. Un viaje ideal.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2017

Ir arriba.