REACCIÓN PARA SEGUIR ARRIBA

Crónica ZST
Zornotza ST-68; Real Murcia Baloncesto-59
Parciales: 8-14, 17-16 (25-30); 23-10 (48-40), 20-19 (68-59)

Los verdes regresaban a Larrea con ganas de quitarse el malísimo sabor de boca que trajimos de Almansa, pero durante la primera mitad el fantasma de aquel partido nos iba a asustar, haciéndonos temer que la reacción no iba a llegar. Todo cambió en la segunda mitad, ahí sí que llegó la necesaria reacción y el Zornotza no solo sigue arriba, sino que empieza a consolidarse en los cinco primeros puestos de esta A1, esos que permiten la lucha por el Oro hasta el mismísimo final.

Ya decimos que ha habido que esperar a la segunda mitad, porque en la primera el partido ha sido muy espeso, muy trabado, con pocas ideas y carencia de frescura por parte de los zornotzarras. Algo mejor lo estaba haciendo el equipo murciano, que llegaba a Amorebieta también con sus propios propósitos de enmienda tras dos derrotas dolorosas por la mala imagen ofrecida. Es decir, éramos tal para cual. Pero dentro de una atonía baloncestística general que provocaba que el partido fuese cualquier cosa menos espectacular y divertido, los de Rafa Monclova se muestran superiores; al menos da la sensación de que saben lo que quieren hacer. En ataque combinan penetraciones desde el exterior con buenos pases a los jugadores interiores y en defensa nos dan el alto sin problemas, que tampoco les ponemos en muchos aprietos. Con eso y con todo, mediado el primer cuarto ganamos 8-4, pero ahí nos estancamos del todo. Con las armas pimentoneras antes mencionadas, les basta y les sobra a los murcianos para endosarnos un 0-10 y liquidar el primer cuarto con un raquítico 8-14 que empieza a preocuparnos.

Las luces de alarma que se habían activado en esos diez primeros minutos son cada vez más chillonas una vez comenzado el segundo acto. Nuestras constantes vitales están muy debilitadas, no respondemos al orden murciano y en tres minutos y medio nos vemos diez puntos por debajo (11-21). Los de Garita encuentran en Samu Barros y Saah Nimley a dos desfibriladores; las penetraciones y determinación del primero y dos triples del segundo nos devuelven a la vida (24-25) a menos de dos minutos del descanso. Otro miniparcial de 1-5 para los visitantes deja el marcador en 25-30 camino de los vestuarios.

Y llega la reacción. En la reanudación el Zornotza es otro. Una alta figura se apodera del escenario; es Cristian Uta, el último en llegar al equipo quien se encargará de vallar los caminos murcianos que conducen al aro zornotzarra. El rumano intimida en la zona propia, pero también asume protagonismo en la mitad delantera de la cancha. Eso facilita la labor a sus compañeros y todo el equipo se reactiva. Ahora el pulso de los verdes es firme, se muestra otro brío, se consigue anotar con cierta fluidez y se traspasa la sequía al equipo rival. En los primeros seis minutos de esta segunda mitad el Zornotza logra un 14-2 que lo cambia todo: el marcador (39-32), el ánimo, la energía, la actitud. Seguimos remando a favor de corriente y alcanzamos los diez puntos de ventaja (45-35). Queda mucho, pero ahora parece que ni la defensa zonal planteada por Rafa Monclova nos puede parar. Finalizamos el cuarto con un esperanzador 48-40, tras dominarlo claramente con un parcial de 23-10.

Queda mucho y todo puede pasar, pero ni el equipo ni la afición dejarán que el buen momento decaiga. Los murcianos recuperan la capacidad anotadora, pero nuestros chicos responden resueltamente, aparcados ya los miedos que les atenazaban en aquel paupérrimo primer tiempo. Cuando no es uno, es otro, los jugadores verdes encuentran distintas maneras de anotar: de lejos, de cerca, forzando tiros libres… Todo va bien. Tenemos el control, sin grandes alharacas pero con cierta seguridad. Aun así, el Real Murcia no tira la toalla e impide que rompamos el partido. A falta de poco más de un minuto, Connor Beranek logra un canastón y tiro adicional. Se ponen a siete (58-51), pero Joseba Estalayo clava un triplazo de ocho metros que casi sentencia el partido. Lo dejamos en casi, porque los visitantes logran un 0-5 por la vía rápida y a 35 segundos del final la victoria no está certificada (61-56). Los murcianos fuerzan faltas para llevarnos a la línea de tiros libres y tener sus opciones si fallamos alguno. El único que falla es Udun Osakue, pero ahí aparece Uta para palmear y convertir el error en dos puntos. Nuevamente diez arriba (66-56) y veintitrés segundos por delante. Ahora sí que está sellado nuestro triunfo. Lástima que en la última jugada Beranek anote un triple, porque la diferencia de puntos podría resultar importante en caso de empates al final de la competición. Pero lo prioritario era la victoria, fuese del tamaño que fuese, y este 68-59 sabe a gloria.

Cristian Uta ha sido el MVP con 22 créditos de valoración (9 puntos, 13 rebotes, 2 tapones) y también otros imponderables que no reflejan las estadísticas. Lo cual también se podría aplicar para Samu Barros, que ha aportado chispa al equipo en momentos muy delicados. Un equipo que nos ha hecho sufrir en una mala primera mitad, pero que ha sabido reaccionar a tiempo para ganar, seguir arriba, mantener la ilusión y seguir padeciendo la fiebre del Oro.

Ahora nos esperan dos semanas con partidos fuera de casa. Desde mediados de diciembre no sabemos lo que es ganar lejos de Larrea, ya es hora de acabar con esa mala racha como visitantes. Confiemos en que eso ocurra el próximo domingo en Azuqueca de Henares, donde nos esperará un equipo local con la moral por las nubes tras haber ganado este sábado en Marín por un rotundo 77-101. Esperemos que esta vez seamos nosotros los que volvamos felices de un viaje. Ya toca.

1, 2, 3, ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:
ZORNOTZA 68
Nimley S. (10) , Bercy K. (9) , Martínez I. (8) , Osakue U (6) , Uta C. (9) , – cinco inicial- Estalayo J. (5) , Sainz de la Maza M. (2) , Mazaira A. (7) , Barros S. (10) , Champagnie D. (2).
REAL MURCIA 59
Beranek C. (14) , Fernández Noval F. (5) , Mehinti T. 13, Nielsen F. 5, Gonzalez J. 3 – cinco inicial – Ballesta J. 8, Alcaraz S. 4, Mendiola S. 7, Curtis D. 0

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2019

Ir arriba.