HOGAR DULCE HOGAR!!!

Ametx Zornotza-60; Sammic ISB-57

Parciales: 11-14, 17-20 (28-34); 20-11 (48-45), 12-12 (60-57)

Este sábado era un día muy especial para la familia del Zornotza ST; después de cuatro jornadas como locales jugadas en el “exilio”, nuestro equipo por fin volvía a casa, a Larrea, a su hogar de parquet nuevo y reluciente. Hogar, dulce hogar, era lo que pensábamos todos con alivio, y para la ocasión nada mejor que un derbi vasco y ante el que era líder en solitario de la tan igualada LEB Plata, el Sammic ISB azpeitiarra. El Zornotza vestiría sus mejores galas -uniforme nuevo- para celebrar la vuelta a Amorebieta y nuestro coach Mikel Garitaonandia podría contar con doce jugadores en condiciones de jugar tras tantas jornadas de disponer de una miniplantilla por culpa de las malditas lesiones. El público no fallaba, llenando Larrea dispuestos a alentar a los suyos con entusiasmo e ilusión.

Ingredientes todos excelentes para confeccionar una tarta de bienvenida a casa, pero faltaba ponerle la guinda. Y se puso, vaya si se puso, con una victoria de enorme mérito y dificultad que redondeaba la fiesta.

Victoria que ha tenido que ser currada al máximo luego de pasar por momentos muy críticos ante un equipo como el Iraurgi que ha demostrado que no era líder por casualidad y que venía de apalizar a todo un Lucentum la pasada jornada. El partido no ha sido un dechado de virtudes técnicas; ha habido muchos errores, muchas imprecisiones, más fallos que aciertos, y la victoria de nuestros chicos se ha cimentado en darlo todo sobre la cancha, en poner todo el corazón en cada acción del partido. Y si en algún momento parecían decaer, allí llegaba al rescate el “efecto Larrea”, esa afición que nunca deja solos a los suyos.

El comienzo ha sido esperanzador, con dos canastas de Nouhoum Bocoum y un triple de David Iriarte que nos ponían 7-2 en tres minutos. Sin embargo, los de Iker Bueno pronto tomarían el mando del partido, con mucha autoridad, con una grandísima defensa que secaba a los nuestros y con un imparable Joe de Ciman. El alero canadiense, primero con un mate de concurso y luego con una afinadísima puntería exterior, daba la vuelta el solo al marcador. Un marcador que se movía a cuentagotas, porque ya decimos que esta tarde los errores se iban a ir sucediendo. Nos habíamos quedado sin ver aro y terminaba el cuarto con 11-14.

En el segundo cuarto llegarán nuestros momentos de mayor angustia. Bien es cierto que tras un triple de Juan Torres nos ponemos brevemente por delante, pero a partir del 18-16 tras una canasta de Juanchi Orellano, el Iraurgi apretará de lo lindo. Su defensa no nos da ni una opción de hallar posiciones de tiro, ni por fuera ni por dentro. En las zonas se impone el neozelandés Mike Karena y desde el exterior nos cañonean el estadounidense Tim Dezelski y el exzornotzarra Ander García. En cuatro minutos nos hacen un terrorífico parcial de 0-14 y se nos escapan de doce puntos, 18-30 a tres minutos del descanso. Dani de la Rúa desatasca la situación con dos canastas, una de ellas triple, pero Iker Bueno frena la reacción con un tiempo muerto y vuelven a estirar la renta. Fea se pone la cosa, pero afortundamente en los últimos segundos merced a una trabajadísima canasta de Vasilije Vucetic y el segundo triple de Iriarte dejan el marcador en un 28-34 al descanso. Podía haber sido peor.

A la vuelta de vestuarios se aprecia que el Zornotza sale dispuesto a apretar más en defensa. Si en ataque tenemos dificultades, intentaremos compensarlo generando también nosotros esas dificultades al Iraurgi. En principio eso sirve para no quedarnos demasiado descolgados y que no se nos escapen de más de diez puntos. Iker Salazar vuelve a ser nuestro paladín defensivo, reboteando e intimidando con sus tapones. El “efecto Larrea” también empieza a dejarse sentir. Se aprieta al rival desde la cancha y desde la grada. Eso tendrá premio. A falta de cuatro minutos la muñeca de Vucetic está acertada desde la media distancia. Greg Gantt también se enchufa al partido y el equipo empata a 41. A tres minutos del final del cuarto perdemos 43-45 y hay cambiará todo. A partir de ese momento llegan nuestros mejores minutos. Cerraremos todas las puertas en defensa, en la zona y fuera. El rosarino Orellano está enorme en defensa, robando balones, reboteando en ambos aros. Para terminar el cuarto llega un triplazo de Gantt que nos vuelve a poner por delante mucho tiempo después, 48-45 y diez minutos de más emoción.

El último cuarto arranca con un Zornotza lanzado. Seguimos mordiendo en defensa y, aunque el Iraurgi intenta frenarnos con una zona, en ataque anotamos con cierta fluidez. Vucetic lo borda en el tiro exterior, Joseba Estalayo también echa una mano con un triple y a seis minutos del final estamos trece arriba, 58-45. En ocho minutos hemos logrado un parcial de 15-0, y desde aquel 18-30 del segundo cuarto, el parcial es de 40-15. Y como la cosa parece ir de parciales y arreones por parte de uno y otro, ahora le toca el turno al Iraurgi. Nos estaba yendo bien, pero unos errores en tiros aparentemente fáciles y unas pérdidas de balón nos desestabilizan y ofrecen la posibilidad a los visitantes de volver a tiempo al partido. De nuevo nos quedamos sin munición y los azpeitiarras van recortando, poquito a poco pero sin pausa. El partido había parecido estar encarrilado poco antes, pero ahora cierta inquietud nos invade. A menos de dos minutos, y tras haber recibido un 0-10, nos quedamos en un 58-55 que abre todo tipo de posibilidades para la resolución del partido. Erramos nosotros, yerran ellos. Y otra vez. Y otra. La emoción crece. A veinte segundos del final Vucetic anota dos tiros libres, 60-55. A dieciseis segundos De Ciman se escapa de nuestra defensa. Bandeja. 60-57. Recibe falta Gantt a quince segundos. Con anotar uno vamos bien. Falla los dos. El Iraurgi juega para empatar. Triple fallado por De Ciman a cinco segundos para el final. Rebotea Alex Ramón pero ya no hay tiempo para más. ¡El Zornotza gana al líder!

Triunfo logrado con el corazón, como ejemplo de ello sirvan las actuaciones de Juanchi Orellano e Iker Salazar, fantásticos en la faceta defensiva, en las recuperaciones, rebotes y otros intangibles que las estadísticas no reflejan. Lo que sí reflejan es que el MVP del partido ha sido el serbio Vasilije Vucetic que reaparecía después de cuatro jornadas lesionado y ha anotado 17 puntos, capturado 5 rebotes y recibido 7 faltas para alcanzar los 25 de valoración.

Diez jornadas disputadas, seis victorias y cuatro derrotas. Nos situamos a una sola victoria de distancia de los colíderes. Sigamos ilusionados, sigamos soñando, y más ahora que hemos vuelto a Larrea, a nuestro hogar, dulce hogar.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ZORNOTZA: De la Rúa D. (7), Gantt G.(9), Salazar I. (2), Iriarte D. (8), Bocoum N. (6) -cinco inicial-, Estalayo J. (3), Torres J. (3), Vucetic V. (17), Rasmussen M. (0) y Orellano J. (5).

SAMMIC ISB: Maiza (2), De Ciman (17), García (13), Segurola (2), Karena (10) -quinteto inicial-, Ramon (2), Arenaza (0), Astigarraga (0), Kristof (0), Guridi (0) y McCallen (11).

Parciales: 11-14, 28-34 (descanso), 48-45 y 60-57.

Árbitros: Areste y Vázquez. Sin eliminados.

Incidencias: Lleno en Larrea.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2016

Ir arriba.