Victoria en el regreso a Plata

Crónica ZST
Zornotza ST-74; Quesería La Antigua CB Tormes-68
Parciales: 19-22, 19-12 (38-34); 20-16 (58-50), 16-18 (74-68)

Había hambre de baloncesto en Amorebieta. La afición zornotzarra esperaba con ilusión el regreso de los verdes a LEB Plata tras una temporada en el “destierro” de la liga EBA. Una ilusión que se había alimentado aún más hace tres semanas tras ver aquel espectacular partido de la Euskal Kopa contra el Araberri de LEB Oro. Gustó entonces el equipo, su actitud, su entrega, y aquello sirvió de aperitivo para este debut, o redebut, en la plateada y renovada categoría.

Enfrente tendríamos a un recién ascendido, el Quesería La Antigua CB Tormes salmantino. En la ciudad charra el basket femenino es religión con el Perfumerías Avenida y ahora, muchos años después de una breve aventura del CB Salamanca en ACB, también un equipo masculino aparece en las ligas profesionales. Del CB Tormes contra el que el Zornotza se enfrentó hace seis temporadas en EBA quedan un par de componentes, pero el núcleo principal lo forman técnicos y jugadores del Fuenlabrada de Liga Endesa. Tener como rival a un equipo que ejerce de filial de un ACB siempre es un reto, ya que son conjuntos llenos de jóvenes talentosos. Hoy no iba a ser la excepción.

El arranque del partido era prometedor; cuatro de los nuevos jugadores zornotzarras anotaban los primeros diez puntos del curso (una penetración de Udun Osakue, un triple de Saah Nimley, un alley oop del propio Nimley para la canasta de Charles Eaton y un triple de Kevin Bercy). Alegría anotadora y 10-3 de salida. Sin embargo, los salmantinos replicarían a base de triples y el tanteo se iguala. El intercambio de canastas termina favoreciendo a los visitantes, que dan la vuelta a la tortilla y cogen la delantera. Un extraordinario palmeo de Mikel Sainz de la Maza pone el 19-20 con el que parece terminar el cuarto, pero unos desajustes defensivos permiten que Andrew Ramírez anote un lanzamiento tras rebote ofensivo y finaliza el primer asalto con 19-22.

El comienzo del segundo cuarto es a ritmo de triple: dos zornotzarras –Samu Barros y Joseba Estalayo frente a la defensa zonal charra- y entre medias de ellos uno de Ramírez para los visitantes. A partir de ahí el mayor peligro de los salmantinos será su juego interior. Los pívots visitantes se empiezan a imponer en las zonas, con fortaleza física y también buenos movimientos. Vuelven a tomar el mando del marcador, pero un triple de Álex Mazaira y la incansable brega de Bercy -el mejor de la primera mitad- nos ponen otra vez por delante, alcanzando una renta de seis puntos, 38-32. Pero el que echa el telón al cuarto vuelve a ser Ramírez con otra suspensión, y así nos vamos al descanso con un ajustado 38-34.

A la vuelta de vestuarios los chicos de Garita salen dispuestos a romper el partido. Imanol Orue-Mazaga, Osakue, con espectacular mate, y Eaton por dos veces, anotan y elevan la renta a diez puntos, 46-36. Durante el resto del cuarto seremos capaces de mantener esa distancia con nuestro rival, un rival que sigue castigándonos mucho en la zona, cargando de faltas a nuestros hombres altos y condicionándonos así para lo que resta de partido. Pese a ello, y con Nimley como líder, nos plantamos con un esperanzador 58-50 al término del tercer período.

El último cuarto empieza trabado. No hay anotación. Ambos equipos yerran en sus acciones ofensivas. Tras dos minutos de sequía total anota Njegos Sikiras, que junto a Osas Ehigitor y Juan Ramón Rivas están conquistando nuestra zona. A ello contribuye el hecho de perder a Davie Champagnie, eliminado por faltas sin haber podido jugar más que seis minutos, y con un incansable y batallador Imanol también al borde de la eliminación. En seis minutos y medio solo anotaremos tres canastas, pero que resultan ser tres triples (dos de Mikel y uno de Mazaira) que nos oxigenan cuando más lo necesitábamos. El segundo de Mikel es la culminación a una doble acción espectacular, iniciada con un soberbio tapón del bilbaíno en defensa y rematándolo con un triplazo frontal en transición, toda una demostración de carácter y determinación. 67-59 a tres minutos y medio del final. Queda un mundo, y mucho sufrimiento. Tenemos problemas para defender bajo nuestro aro y acabamos cometiendo faltas que conllevan tiros libres, y los salmantinos no perdonan y se nos echan encima, 67-64 a dos minutos y medio. Es el turno de nuevo para Nimley, quien regresa a cancha recuperado de un calambre en los gemelos y vuelve a asumir el mando de las operaciones, guiándonos así hacia la victoria, 74-68.

Primer partido y primera victoria. Perfecto regreso a Plata. Aunque haya habido imperfecciones en nuestro juego, lagunas, momentos de desconcierto, pero el equipo se ha sobrepuesto a todo ello para superar a un buen rival que nos ha exigido mucho y que nos ha llevado al límite hasta prácticamente el bocinazo final.

Saah Nimley ha sido nuestro primer MVP de la temporada, alcanzando los 17 créditos de valoración gracias a sus 16 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias. Destacan también los dobles dígitos de Kevin Bercy (17 puntos, 6 rebotes, 7 faltas recibidas, 14 de valoración) y Mikel Sainz de la Maza (10 puntos, 5 rebotes, 14 de valoración).

La afición zornotzarra ha disfrutado en este reencuentro con la LEB Plata y ha podido abandonar Larrea con una sonrisa. Esperemos que esta victoria sea la primera de otras muchas. Esta semana tendremos doble ración. El miércoles nos espera en Pamplona el Basket Navarra, uno de los considerados favoritos por los entendidos, y el próximo domingo volveremos a tener una cita en Larrea; será a las 12 del mediodía cuando se dé el salto inicial de un derbi vasco, ya que nos visitará el Juartisti ISB (Iraurgi) azpeitiarra. Partido atractivo ya de por sí, pero que además contará con el aliciente de poder ver a Iker Salazar de nuevo sobre la cancha de Larrea, aunque esta vez será como rival.

Las emociones han comenzado y esto va a ser un no parar. Abrochémonos los cinturones y vamos a disfrutar de la fiesta del baloncesto.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2018

Ir arriba.