LOCOMOTORA “ZUGASTIETA”

Locomotora de vapor “Zugastieta”. Fotografía de Juanjo Olaizola Elordi

Una de las locomotoras de vapor más antiguas conservadas en servicio en nuestro país es la “Zugastieta!, preservada en el Museo Vasco del Ferrocarril en Azpeitia (Gipuzkoa). Esta máquina procede del antiguo Ferrocarril de Amorebieta a Gernika y Luno, cuyo parque de tracción inicial estaba compuesto por tres unidades suministradas en 1888 por la firma británica Sharp Stewart Co. Ltd. de Glasgow. Máquinas de tres ejes acoplados, con cilindros exteriores y mecanismo de distribución interior, sus números de fabricación eran 3.433, 3.434 y 3.435 respectivamente, siendo matriculadas de forma correlativa del 1 al 3 y bautizadas como “Guernica y Luno”, “Múgica” y “Zugastieta”.

6-2-copiar
Una de las Sharp Stewart del ferrocarril de Amorebieta a Gernika sobre el viaducto del río Oka. Fotografía de Ángela Allendesalazar Zaragoza. Archivo de Gernikazarra Historia Taldea

Estas tres locomotoras aseguraron la totalidad de las circulaciones de la línea de Pedernales hasta el año 1914, fecha en que la puesta en servicio de una máquina de mayor potencia, dotada de equipos de calefacción de vapor y de freno automático de vacío para el tren, las relegó de la mayor parte de los trenes de viajeros.

A partir de la integración del tren de Amorebieta a Bermeo en la Explotación de Ferrocarriles por el Estado, fue común el intercambio de locomotoras con otras líneas gestionadas por este organismo. Por ejemplo, hay constancia de que la locomotora Nº 1 se encontraba en Vitoria en el momento en que estalló la Guerra Civil, mientras que debido a su mal estado de conservación, la Nº 2 fue enviada a los talleres del ferrocarril de Lutxana a Mungia, donde fue reparada, regresando a Gernika el 25 de agosto de 1938, cuando Bizkaia ya se encontraba en poder del ejército de Franco.

Tras la guerra civil, el parque del ferrocarril de Amorebieta a Pedernales fue reforzado con locomotoras del Vasco-Navarro. Gernika, 1941. Fotografía de Juan Bautista Cabrera. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril

En los años cuarenta, el parque de material móvil del ferrocarril de Pedernales fue reforzado con locomotoras procedentes de otras líneas, sobre todo del Vasco-Navarro y del Ferrol a Gijón. No obstante, las pequeñas máquinas originarias continuaron en activo, experimentando la “Zugastieta” grandes reparaciones en 1947 y en 1953. Por su parte, la “Guernica y Luno” fue reconstruida en 1950 en los Astilleros de Murueta.

6-3-copiar
Llegada de la “Zugastieta” a Bermeo con el primer tren de construcción de la línea. Archivo de Hilario Aurtenetxe

A finales de los años cuarenta la locomotora “Múgica” ya había sido definitivamente dada de baja, mientras que la “Guernica y Luno”» fue retirada del servicio en 1953. Ambas fueron desguazadas en 1960 y 1966 respectivamente. Por su parte, la “Zugastieta” corrió mejor suerte, ya que encabezó buena parte de los trenes de trabajos en las obras de prolongación de la línea a Bermeo. Posteriormente quedó apartada en la estación de Gernika hasta que en 1962 fue remitida a los talleres de La Casilla para su adecentamiento, ya que iba a ser expuesta en Bilbao con ocasión de una exposición conmemorativa del centenario del ferrocarril en Bizkaia, organizada por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao. Con este motivo, y dado que se pretendía presentar a esta máquina como la que inauguró el ferrocarril a la villa foral, se procedió a su renumeración, pasando a matricularse como Nº 1.

7-2-copiar
Locomotora “Zugastieta” expuesta en Bilbao con motivo del centenario del ferrocarril en Bizkaia. Fotografía de la Familia Reigadas. Archivo EuskoTren/Museo Vasco del Ferrocarril

Finalizada la exposición, la “Zugastieta” retornó a Gernika, donde quedó nuevamente apartada y, aunque la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Bilbao realizó diversas gestiones ante el ayuntamiento de la villa para su colocación en un pedestal como monumento, finalmente, en 1973, fue enviada a la estación de Durango, donde fue deteriorándose progresivamente hasta que en 1992 fue definitivamente preservada por el Museo Vasco del Ferrocarril, institución que tres años más tarde procedió a su restauración integral. En la actualidad, la “Zugastieta” es una de las pocas locomotoras de vapor construidas en el siglo XIX operativa en Europa, circulando ocasionalmente entre la sede del Museo en Azpeitia (Gipuzkoa) y la estación de Lasao en cabeza de trenes especiales.

7-copiar
La “Zugastieta” en servicio en el Museo Vasco del Ferrocarril. Fotografía de Juanjo Olaizola Elordi

Juanjo Olaizola

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2016

Ir arriba.