LIGA EBA: ZORNOTZA ST 73-UNIVERSIDAD VALLADOLID 57

El que a priori iba a ser un partido clave y muy complicado se convertía en un trámite de obligado cumplimiento. Ha sido así porque el temible rival castellano llegaba a Amorebieta muy disminuido de fuerzas; a la anunciada ausencia de su mejor jugador, Sergio de la Fuente, había que añadir a última hora otro nombre ilustre a su lista de bajas, el de Javier Juan, “Jota”, capitán de los pucelanos y todo un clásico de la categoría. Dos bajas que debilitaban decisivamente al Universidad de Valladolid y ponían en bandeja el partido a los zornotzarras. Por eso, e incluso ya antes del salto inicial, nos atrevíamos a dar el partido por ganado y pensar en próximos compromisos mucho más macanudos.

Consciente o inconscientemente el equipo iba a actuar un tanto desconectado, bastante destensado y un poco confiado. Tener confianza está muy bien, sobre todo comprobando la diferencia de calidad entre un equipo y otro -en las actuales circunstancias-, pero sin confiarse. Hay que estar a tope de revoluciones desde el principio, da igual si al contrario le faltan todas las figuras o no, porque si no, cualquier equipo te puede meter en problemas.

Cierto que los problemas no han sido graves hoy y que la victoria no ha estado en peligro en ningún momento, pero se ha perdido una oportunidad de disfrutar de un partido mucho más plácido en el que poder haberlo pasado bien jugando a baloncesto. No ha sido así, se ha jugado al tran tran, haciendo lo justo y necesario y cumpliendo el trámite sin pasión ni espectáculo. Para el público ha sido un partido soporífero. Viendo las cinco jornadas que restan, casi podemos asegurar que no volverá a darse otro igual. No sabemos si por suerte o por desgracia.

Mientras el UVa actuaba según su guion habitual, con actores secundarios asumiendo los papeles que suelen estar reservados a los protagonistas, con sus defensas zonales y sus intentos de presionar la subida de balón, el Zornotza andaba algo desorientado, como si todo lo ensayado no sirviera porque enfrente había un rival distinto al que se esperaba. Los vallisoletanos tomaban ventajas mínimas en el marcador (5-9 ha sido su mejor momento), pero tras cinco minutos de toma y daca la superioridad física del Zornotza comienza a ser notoria, el rebote y el juego interior es de color verde y Joseba Iglesias se convierte en el amo y señor de la cancha. Es él el único que sobresale en un equipo demasiado plano y gris y es por su mano por la que el partido parece romperse a nuestro favor. El primer cuarto finaliza con 20-13.

En el segundo cuarto no hay cambios de ritmo, la sosería sigue dominando la escena, pero por lo menos el Zornotza abre una buena brecha (33-19) que nos hace pensar en una comodísima victoria y en la posibilidad de ver algo de espectáculo en los siguientes minutos. Pero no, como si pensásemos que todo estaba ya hecho, hemos puesto el piloto automático y no nos ha funcionado. Los de Domingo Cano no se rendirían así de fácil y en cuanto han visto al rival echando una siestecilla han reaccionado con más entusiasmo que buen juego. Les ha sido suficiente como para volver a competir (37-35). Disponen de un triple para retomar el mando en el marcador, lo fallan y los verdes anotan cuatro puntos antes del descanso, al que se llega con sólo seis puntos de diferencia (41-35).

Creíamos que tras el paso por vestuarios todo cambiaría y el Zornotza sentenciaría pronto, en cuanto empezara a meter una marcha más al juego. No ha sido así, el equipo ha seguido pesadote, sin frescura y permitiendo a los vallisoletanos seguir peleando por el partido. Y luchaban por complicarnos la vida, pero todos intuíamos que, pese a no tener un día brillante, el Zornotza acabaría rompiendo el partido y dejando la victoria en Larrea. Era en la pintura donde los verdes seguían marcando diferencias (Iglesias encontraba en Iker Salazar el mejor aliado), por mucho que el visitante David Viruega plantara cara muy dignamente (13 puntos, 8 rebotes y 4 tapones). Donde la diferencia no era tan notable era en el marcador y cada “minibreak” de los verdes era contestado con una “minireacción” de los rojos que se aprovechaban de nuestros despistes y pérdidas de balón. Nos habíamos de conformar con nueve puntos de renta al final del cuarto, 56-47.

En el último acto todo ha sido más sencillo. Los castellanos se quedaban sin carburante en ataque y el Zornotza, sin hacer grandes cosas y sintiéndose muy incómodo ante la defensa zonal contraria, logrará por fin sentenciar el partido con suficiencia pero sin gloria. El UVa peleará hasta el final (encomiable su actitud pese a sus importantes bajas), pero al final la diferencia entre unos y otros era tal que, incluso no jugando nada bien, el Zornotza es tan superior hoy en día que termina ganando por dieciséis puntos (73-57).

La victoria era imprescindible para poder seguir optando a acabar arriba y ese objetivo se ha logrado. El partido ha sido feo, pero ha habido puntos reseñables y positivos, como el hecho de haber vuelto a dominar los tableros con rotundidad (47-26 en rebotes), o haber extendido la buena racha en casa a siete triunfos consecutivos, o haber mantenido al rival por debajo de los sesenta puntos por cuarta jornada seguida como locales.

Joseba Iglesias, como hemos dicho, ha sido el mejor jugador del partido (22 puntos, 19 rebotes y 22 de valoración), pero Iker Salazar ha acabado siendo quien mayor valoración ha obtenido (29, gracias a sus 12 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones).

Trámite cumplido. Seguimos manteniendo el paso de los de arriba. Nuestro balance de 11 victorias y 6 derrotas nos permite aspirar a todo, pero vaya cinco jornadas que quedan. Cinco finalísimas en las que ya el margen de error se va reduciendo a la mínima expresión. Con lo que hemos hecho hoy ha sido más que suficiente para ganar a un UVa de circunstancias, pero no nos va a servir para superar a los “cocos” que nos esperan en esta terrible recta final. Habrá que hacer bastante más, prepararse y concienciarse de que hay que jugar a más del cien por cien cada partido de los que quedan para intentar ganar. El próximo domingo se visita al UPV Álava en Mendizorroza. Ésa será la primera final y marcará muy probablemente el destino de un Zornotza que no renuncia a nada.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:

ZORNOTZA ST: Zorrozua P. (9), Iglesias J. (22), Duque A. (3), Salazar I. (12), Carreto I. (10) -cinco inicial- Gómez X. (5), Ocerin J. (0), Tobar M. (10), Torres J. (2), Izkara E. (0).

UVA: Lòpez M. (5), Viruega D. (13), González P. (13), Martínez A. (6), Sarmiento A. (10) -cinco inicial- Marcos R. (4), Esteban P. (4), Alvite G. (0), Collado J. (2).

Estadísticas

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.