EMOCIÓN EN LA MONTAÑA RUSA

Zornotza ST- 81; Marín Peixegalego- 72 (22-14, 43-30; 53-56, 81-72)

Magnífico comienzo de año 2014. Dos partidos jugados, dos victorias. Ambas logradas como locales y que sirven para ir pagando las deudas contraídas por el equipo con esta maravillosa afición que cada jornada hace que Larrea sea una fiesta.

De hecho, ese ambiente festivo con el que nos despedíamos el pasado sábado de la cancha zornotzarra seguía vivo al comienzo de la matiné de este domingo. Pero la fiesta no sería plácida y sin sobresaltos; íbamos a vivir subidas y bajadas, momentos de euforia y sustos gordos en la montaña rusa en que se convertiría el partido.

Nos visitaba un Marín Peixegalego con la moral bien alta tras haber tumbado al CEBA Guadalajara la pasada jornada, lo cual podría asustar a cualquiera, pero el Zornotza salía resuelto a vencer y convencer, y de paso a superar los siete puntos de diferencia por los que caíamos en A Raña en la primera jornada. Si entonces, en aquel partido en tierra pontevedresa, el Zornotza salía dormido, hoy ha sido todo lo contrario; los verdes extendían durante muchos minutos las buenas sensaciones ofrecidas el pasado sábado y comenzaban mandones. Toni Lorenzo daba los buenos días con un triple -el santiagués sigue ‘on fire’-, Ibon Carreto e Iker Salazar suman una canasta cada uno y en dos minutos el Zornotza ya está 7-0. Los gallegos contestarán gracias a la buena labor interior del pívot donostiarra Joseba Aramburu e impiden nuestra fuga, pero sólo momentáneamente. De inmediato reanuda su exhibición el ‘pistolero’ Toni, donde pone el ojo pone la bola, Djim Bandoumel también hará alarde de buena puntería, al igual que un Arturo Cruz cada vez más acoplado a la maquinaria zornotzarra. Además vuelven a pisar la cancha Marcos Casado y Joseba Iglesias y todo ayuda a que el equipo ponga un ritmo que los gallegos no pueden seguir, con lo que el primer cuarto finaliza con un buen 22-14.

El comienzo del segundo cuarto es un calco del comienzo del primero: Triple, de Arturo en este caso, y dos canastas de dos, la primera de Iker y la segunda de Joseba que nos ponen 29-14. La fiesta sigue por todo lo alto, tan alto como nos lleva esta montaña rusa y desde allí vemos un paisaje deslumbrante y nos llenamos de felicidad. Nuevamente la reacción visitante llega en el juego interior, donde nuestra defensa está teniendo problemas para frenar a los del Peixe y vuelven a repetir el 0-6 del primer período (29-20). Mientras ellos lo hacen muy bien cerca del aro, nosotros apostamos por la larga distancia y clavamos cuatro triples más antes del descanso (dos de Toni, uno de Djim y otro de Guillermo Angulo) lo que nos otorga la mayor diferencia del partido, 17 puntos (43-26). Lástima que en el último minuto estamos desacertados, perdemos varios balones y un triple del catalán Albert Homs deja el marcador al descanso en 43-30. Buena renta que nos hace ser muy optimistas con respecto a la segunda mitad.

A la vuelta de vestuarios Toni pone, con otro triple, el 46-30. Parece que vamos a romper el partido definitivamente, pero no, todo lo contrario, desde lo más alto de la montaña rusa empezamos a caer en picado, de manera desbocada, sin poder hacernos con el control de la situación y todo indica que vamos a descarrilar y darnos un soberano batacazo. Porque hemos entrado en unos minutos ‘tontos’ en los que en lugar de rematar al contrario le permitimos engancharse al partido. Toda nuestra frescura, todo nuestro desparpajo y acierto han desaparecido. Llegan los nervios con los aciertos de Darío Suárez desde fuera, el continuado buen hacer de Aramburu en el poste bajo y las penetraciones de Manu Ferreiro. Estamos como paralizados y pasamos más de cinco minutos sin anotar, encajando un 0-15 (46-45). Nervios en la mente y un nudo en la garganta. Tratamos de mantener la ventaja, pero es imposible, seguimos bajando en la montaña rusa mientras el Marín sube y sube y sube. Y se lo creen, porque tienen razones para ello, porque terminan el tercer cuarto por delante, 53-56, merced a un triple del dominicano Gregorio Adón. Todo el buen trabajo de la primera mitad se ha ido al garete en un muy mal tercer cuarto (parcial de 10-26). Más que divertirnos en una montaña rusa, en estos diez minutos hemos jugado temerariamente a la ruleta rusa.

Mal se habían puesto las cosas en ese cuarto suicida y peor se ponían en el primer minuto y medio del último acto. Mark DiRugeris y Adón nos dan dos directos al hígado con sus triples y nos quedamos nueve por detrás (53-62) y muy malas sensaciones. El parcial desde aquel 43-26 poco antes del descanso es tremendo: 10-36 en trece minutos. Sin embargo, hay tiempo para reaccionar, quedan diez minutos, hay que intentar recomponerse. Así lo entienden tanto el equipo como la afición y Larrea vuelve a apretar. Lo primero que hay que hacer, y se hace, es ponerse serios en defensa. A partir de ese momento el Zornotza se viste el mono de trabajo para bregar en labores defensivas y el trabajo da sus frutos. Toni es objeto de falta antideportiva, anota los tiros libres y redondea la jugada con un triple. Recuperamos un balón e Ibon saca una falta y transforma los dos tiros libres, 60-62. Hemos evitado el descarrilamiento y ahora, pasado el sofocón, vamos a por el partido, con la intensidad necesaria, esa que habíamos perdido en el tercer cuarto. A falta de cinco minutos ocho puntos consecutivos de Arturo (un dos más uno, una bandeja y un triple) nos vuelve a poner por delante, 68-64. Iker pone la guinda a la remontada robando un balón y acabando el contraataque con un mate. Nuestros problemas están en cerrar el rebote defensivo, donde Al Rapier nos hace daño y por ahí se explica que en estos excelentes minutos de los verdes no podamos alcanzar ventajas mayores de cuatro o seis puntos. Entramos en el último minuto con 74-70. Ibon aparece en los momentos decisivos, captura un rebote ofensivo y anota los tiros libres, 76-70. Ferreiro mete el turbo y deja una bandeja sin oposición, 76-72. Dos tiros libres más de Ibon a falta de 39 segundos, 78-72. La victoria está cada vez más cerca, pero también pensamos en intentar ganar de más de siete. Djim roba un balón, Arturo es objeto de falta y anota uno de los tiros libres, 79-72 a falta de 26 segundos. ¡79-72!, el mismo tanteo con el que concluyó el partido en Marín, casualidades de la vida. El Peixe busca perder por menos de siete, pero Adón falla un triple, Iker se hace con el rebote, cruza el campo y da una asistencia a Djim para que este anote el 81-72 sobre la bocina. ¡Victoria! ¡Y por más de siete!

Final feliz tras una emocionante mañana en la montaña rusa. Victoria importantísima de cara a la permanencia. Nuestro actual balance, tras estos dos triunfos consecutivos, es de 5-8. Estamos a tres victorias de distancia del puesto de descenso, vamos recuperando efectivos y ya respiramos mejor que al final de 2013. Dos bocanadas de aire que hemos tomado muy oportunamente, para aliviar nuestra situación, para dar dos alegrías a nuestra fiel afición y para coger moral de cara dos salidas muy complicadas las próximas dos semanas contra los colíderes CEBA Guadalajara y Fundación Fuenlabrada.

Aunque el MVP del partido con 26 de valoración ha sido para el visitante Darío Suárez (17 puntos -4/4 en triples-, 6 rebotes, 3 asistencias y 7 faltas recibidas), el espectáculo lo ha vuelto a dar nuestro escolta Toni Lorenzo con su exhibición triplista (8/11), lo que le ha llevado a anotar 27 puntos (21 de valoración) y convertirse en el máximo anotador de la categoría tras superar a Ibon Carreto (hoy 10 puntos -8/8 en tiros libres-, 8 rebotes y 5 faltas recibidas), que ahora es segundo. El zornotzarra más valorado ha sido un Djim Bandoumel (14 puntos, 9 rebotes, 3 tapones y 23 de valoración) que sigue ganando protagonismo, como lo hace el base salmantino Arturo Cruz (14 puntos y 4 asistencias). Iker Salazar ha estado en su línea habitual de aportar en todas las facetas del juego (6 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias para 18 de valoración).

Ahora llegan tres semanas en las que la afición se quedará sin poder disfrutar de su equipo puesto que llegan las dos salidas antes mencionadas y luego una semana de descanso (Fuenlabrada y Prat disputarán las Final de Copa entonces). El basket Adecco Plata regresará a Larrea el 9 de febrero y esperemos que el Zornotza pueda regresar con algún botín de sus viajes a la Alcarria y a Madrid. Eso será otra historia, ahora toca disfrutar de estos dos éxitos cosechados en 2014 por un equipo que va a más.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:
ZORNOTZA ST: Bandoumel D. (14), Cruz A. (14), Lorenzo A. (27), Salazar I. (6), Carreto I. (10) -cinco inicial- Casado M. (0), Angulo G. (6), Iglesias J. (4), Rowley K. (0).

MARIN PEIXEGALEGO: Ferreiro D. (10), Fernández J.L. (8), Aramburu J.A. (14), Homs A. (4), Dirugeris M. (3) -cinco inicial- Suarez D. (17), González L. (0), Adón G.J. (11), Rapier A.M. (5).

Estadísticas

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2014

Ir arriba.