EBA: LAS LESIONES SE CEBAN CON EL ZORNOTZA

Zornotza ST- 93; Goierri KE- 89 (22-26, 50-48; 69-72, 93-89)

A una sola semana del comienzo de la liga el Zornotza sufre una plaga de lesiones que destrozan gran parte del trabajo llevado a cabo durante los dos meses de pretemporada. A este último ensayo antes de la competición oficial llegaba el equipo con las bajas de Peru Zorrozua, Eneko Izkara y Toni Lorenzo (jugadotes exteriores) y a lo largo del partido serían víctimas de esta maldición que se ceba con nosotros otros dos jugadores exteriores: Iker Salazar (muñeca) y Álvaro Duque (tobillo). Ambas lesiones tienen mala pinta, aunque habrá que esperar a los exámenes médicos pertinentes.

Podríamos decir muchas cosas del partido contra el Goierri de Urretxu: que lo hemos jugado muy mal, que un puñado de descarados y veloces rivales nos han puesto contra las cuerdas, que pese a ser superiores en centímetros nos han dominado el rebote,… Pero lo que más nos preocupa al final de este encuentro es que nuestra enfermería está repleta. A estas horas la plantilla se ve reducida a un base y cinco pívots, pelín descompensada, ¿no os parece? Afortunadamente el canterano Julián Morán se ha adaptado bien al equipo en los entrenamientos y hoy ha tenido una sobresaliente actuación (sólo en la primera parte, ya que en el descanso ha acudido a jugar con el equipo de Provincial Especial). Toda ayuda será necesaria para frontar el estreno de la temporada el próximo domingo en Navarra.

Ya hemos apuntado algunas cosillas del partido en sí, todas ellas negativas, pero también se pueden encontrar aspectos positivos en el correcalles visto en Larrea: el mencionado desparpajo de Julián (9 puntos en media parte), la puntería de Joseba Iglesias desde la distancia (5 triples para 28 puntos), el poderío de Ibon Carreto y Mario Tobar cuando por fin se han acercado al aro rival, la aportación de Xabi Gómez como único “pequeño” y la brega de Jon Ocerin y Juan Torres para acabar ganando un partido que se había puesto muy cuesta arriba.

Lesiones y eliminados por faltas han obligado al Zornotza a jugar más de un minuto con sólo cuatro jugadores defendiendo El Álamo, y aun así se ha dado la vuelta al marcador. Se ha jugado mal, cierto, incluso muy mal, vale, admitido, pero se ha tirado de casta y orgullo para ganar el partido, que por muy amistoso que fuese siempre es mejor que perder. Si cuando las lesiones nos machacan y no jugamos bien somos capaces de ganar, ¿qué no seremos capaces de hacer cuando lo hagamos bien? Seamos positivos.

Una semana queda para el inicio de temporada. Esperemos que los lesionados puedan recuperarse pronto y bien (sobre todo bien), pero sea como sea, el domingo contra el Ardoi puede que no estén todos los que son, pero si serán todos los que estén.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2012

Ir arriba.