TERAPIA DUAL: UNA NUEVA MANERA DE MEJORAR LA CAPACIDAD FUNCIONAL Y COGNITIVA DE LOS MAYORES

Conforme se envejece, la velocidad de la marcha y el deterioro cognitivo se relacionan entre sí. Caminar es un acto que depende tanto del estado funcional del cuerpo (masa muscular, articulaciones) como del estado cognitivo de la persona, especialmente cuando se envejece. Las últimas investigaciones indican que las alteraciones de la marcha y una pobre función cognitiva constituyen los factores de riesgo de caída más importantes en la población mayor. Y que una pobre función motora en miembros superiores e inferiores es más prevalente en personas mayores con deterioro cognitivo que en aquellos sin deterioro cognitivo.

Por otro lado, las caídas son una de las circunstancias imprevistas que más pueden comprometer la salud y la independencia de las personas mayores. Entre el 25 y el 33% de los mayores de 64 años que viven en la comunidad refieren una caída en el último año, llegando hasta el 50% en los mayores de 80 años. Y el 5-10% de las caídas originan un problema grave, como una fractura o un traumatismo craneoencefálico.
Por lo tanto, podemos partir de la premisa de que la alteración de la marcha puede predecir la demencia. Y personas con deterioro cognitivo pueden mantenerse intactos funcionalmente, pero con trastornos subclínicos en la marcha, como una velocidad disminuida, que son difíciles de detectar en las valoraciones clínicas sencillas.
Recientemente se han publicado diversas revisiones sobre la utilidad de las pruebas duales en la predicción del riesgo de caída en la persona mayor, encontrando los valores predictivos más altos en los estudios realizados con personas institucionalizadas y hospitalizadas.
Partiendo de todo lo anterior, y dado que las pruebas duales constituyen una estrategia eficaz en la evaluación del riesgo de caída, Igurco Servicios Sociosanitarios de Grupo IMQ, ha implantado en todos sus centros (residencias y centros de día) programas de intervención dual, con objetivo de prevenir el riesgo de caídas en las personas mayores.
Dichos programas están basados en sesiones semanales dirigidas por fisioterapeutas y psicólogas, en las que participan personas mayores sin deterioro cognitivo o con deterioro cognitivo leve y que, a su vez, presentan riesgo de caída. En las sesiones se trabajan simultáneamente aspectos cognitivos (atención, memoria, lenguaje…) y aspectos funcionales (fuerza en extremidades superiores e inferiores, equilibrio, flexibilidad…).
Los resultados preliminares del proyecto piloto de intervención dual desarrollado por Igurco han demostrado buenos resultados en los mayores que han participado. También se ha constatado que mejoran más las personas con mayor reserva cognitiva y funcional. Los que tienen menos reserva, mantienen sus capacidades, lo cual también es positivo.

De este modo, se puede considerar a los programas de intervención dual como aliados para disminuir el riesgo de caídas en las personas mayores y conservar sus capacidades para la vida diaria.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2017

Ir arriba.