SOBRE EL FRACKING

Escribo estas líneas para contestar a la carta publicada en la edición de octubre por Asier Rosado Martin-Antonaia, en relación a la moción presentada por Bildu sobre el Fracking.
Para empezar, admito que el fracking (fractura hidráulica) es algo preocupante en tanto que pueda suponer la contaminación de las acuíferas pero hay que decir que, a día de hoy, no se llevan a cabo explotaciones y extracciones de ese tipo en Amorebieta-Etxano. No hay, ni ha habido, ninguna perforación violenta en la zona de Bernagoitia (me voy a limitar a nuestro pueblo).
Si es que existen verdaderos estudios de rigor (y no valen panfletos de la plataforma) de que el fracking produce todo lo que se le achaca (“fracking asesino” lo llama el autor de la carta) que se demuestre con claridad.
La moción básicamente pide dos cosas: una, pedir al Gobierno Vasco que se retiren los permisos de investigación y, otra, colocar una señal a la entrada del pueblo: “fracking Ez: Amorebieta municipio libre de fracking”. O sea, la propuesta de Bildu es colocar un letrero y hacer una petición. Sin haber hecho un estudio serio de antemano. Una mera declaración.
El PNV votó en contra. Que no es lo mismo que decir “el PNV votó a favor de extraer gas no convencional para contaminar el agua”, tal y como dice el autor. Creo sinceramente que votar en contra de la moción de BILDU no significa estar a favor del Fracking.
Las solicitudes de exploración, y no de extracción y explotación, son para hacer prospecciones de gas, es decir, son estudios para hacer análisis posteriores. No se sabe cuánto gas hay en el subsuelo y por eso se investiga. Y no es malo, todo lo contrario, aporta información al debate del fracking. El no saber no nos da más fuerza ante lo que pueda venir.
Por otra parte, la moción tiene poca o nula validez jurídica. Existen unas Normas Subsidiarias que tienen mayor peso jurídico que las mociones y, en las actuales, ya se contempla la máxima protección que el Ayuntamiento puede ofrecer jurídicamente: “el uso extractivo se prohíbe expresamente en todo el término municipal, con excepción de las instalaciones ya existentes”. O sea, votar favorablemente a la moción que presentó Bildu no hubiera supuesto ningún añadido de protección. Además, Bildu sabe que si el ministerio quiere hacer una ley que permita la extracción de gas, ni el Ayuntamiento, ni Bildu, pueden hacer nada contra eso.
Una vez se haya investigado y se obtengan conclusiones claras de los pros y los contras, habrá que posicionarse si queremos o no utilizar la técnica de fractura hidráulica. De momento, mi opinión es que se investigue si hay gas y cuanto hay; no estoy a favor de que se extraiga gas si las técnicas que se utilicen van a contaminar las acuíferas y suponen un perjuicio para el medio ambiente y la salud pública pero, si es así, que se demuestre con claridad.
Después de haber intentado dar un poco de luz en lo del fracking, lo que no acabo de entender es la necesidad del insulto gratuito para defender las ideas que uno tiene por mucho que no le guste al redactor de la carta el posicionamiento del resto de grupos del Ayuntamiento. La educación es algo que no se debe perder y la carta está llena de falta de la misma.
Conclusión: creo que el autor de la carta, o no se ha leído bien el acta del pleno que menciona, o simplemente quiere dar publicidad partidista a Bildu. Yo creo que ambas.
A.B.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.