NADANDO CON TIBURONES AZULES EN BERMEO

Actividad única en el estado con tiburones en mar abierto


Ya ha comenzado la 3ª temporada de avistamiento de tiburones azules en el Cantábrico. Las salidas se llevan a cabo dese Bermeo en los barcos del zornotzarra Unai Artaloitia, de la empresa Olatu, que facilita la infraestructura necesaria que llevan a cabo dos grupos de expertos en tiburones; Mako Pako y Caila. Para realizar esta espectacular actividad no es necesario ser buceador, tan solo ser capar de nadar en superficie con un tubo y unas aletas.

Snorkel con tiburones azules o tintoreras
Durante la época estival, en los meses de julio, agosto y septiembre, desde el puerto de Bermeo, se realizan salidas de snorkel con tiburones azules. Una actividad que permite acercar al público a esta especie y la toma de fotografías y vídeos.
La excursión comienza con una navegación en mar abierto hasta llegar a la zona donde se encuentran los tiburones, situada a unas 6 millas de la costa. “La navegación en sí misma ya es un aliciente porque podemos observar delfines, calderones, atunes, peces luna y otros pelágicos”, señala Unai.

Una vez en el punto elegido y con el barco a la deriva, se “maziza”, se lanza sangre de pescado al mar y se ponen dos boyas con cebo. La organización de los buzos en el agua es fundamental para la seguridad de la actividad. Se coloca una línea de apoyo a los buceadores, paralela a la línea de cebo, y otras líneas de seguridad.

Al cabo de un tiempo aparecen los tiburones. Uno de los organizadores se sumerge en el agua y observa la actitud de los animales. Si estos están tranquilos, se permite la entrada de los nadadores al agua. “Lo que llama la atención es el color azul eléctrico de estos animales y su agilidad en el agua. Suelen estar muy tranquilos trazando círculos alrededor de los cebos, que son grandes cabezas de atún”.

Es el momento de tomar fotografías y vídeos de estos animales. Se acercan por todos lados, desde atrás, desde abajo, rozan las cámaras, son curiosos. El año pasado tuvieron la gran suerte de que un marrajo se acercara a los cebos cuando estaban los nadadores en el agua. Cuentan que fue una experiencia preciosa, un animal maravilloso, plateado y con una gran potencia nadadora.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2020

Ir arriba.