La SDA paga cara su innovación

Iñigo Vélez de Mendizabal ha querido sorprender a Cuco Ciganda y ha arriesgado con una alineación novedosa, por no decir revolucionaria, respecto al sistema utilizado hasta ahora. 5-4-1 con Marino en la portería y Unzueta como único punta. Un entrenador tiene esa obligación, introducir cambios para solucionar los problemas. Pero no ha funcionado. Tras un marcador de 2-0, en el minuto 35 ha decidido sustituir a Aldalur y dar cabida a Orozko. Y a partir de ese momento la SDA ha sido más reconocible.
Pero seguimos sin ser contundentes en defensa y tampoco hemos creado opotunidades claras, Orozko ha sido precisamente el que ha disparado en más ocasiones. Hoy Ciganda ha sido más Cuco.


Artículo anteriorOviedo, próxima parada azul
Artículo siguienteEl alumnado del IES Urritxe BHI de Amorebieta-Etxano inicia el programa Erasmus+

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here