JUANLU IBARRETXE “La pediatría ha sido mi vocación”

Después de 41 años atendiendo en su consulta médica, el médico-pediatra Juanlu Ibarretxe se jubila cerrando así una etapa de su vida. “He hecho lo que me ha gustado, la atención médica de los niños y niñas ha sido siempre mi vocación. El NIÑO, con mayúsculas, ha sido el “lait- motiv” de mi vida. Cierro un ciclo muy bonito de mi vida con grandes recuerdos y satisfacciones de mis pacientes”.
Juanlu ya dejó su puesto en Osakidetza el pasado mes de julio y ahora cuelga la bata en su consulta del Centro Médico Zelaieta, a donde trasladó su consulta hace tres años para facilitar la accesibilidad de los padres y madres con las sillas de los niños. Durante estos años ha tratado a varias generaciones. “He tratado a los hijos de mis primeros pacientes, les he visto crecer, casarse y tener familia. Y han confiado en mí para cuidar a sus hijos lo cual me congratula enormemente. Los niños me ven en la calle y me saludan, aunque otros lloran y algunos se ríen”.
En su larga trayectoria profesional, Juanlu asegura que “ha habido muchos momentos de desgaste emocional. En general satisfecho con mi trabajo, porque he tenido la suerte de tener siempre buen criterio y buen diagnóstico. Ha sido un desarrollo profesional muy agradecido que me ha servido para mi propio desarrollo personal.
El acierto y la intervención rápida son esenciales en este trabajo. “Durante las inundaciones de 1983, con las carreteras cortadas por el agua, tuve que pedir un helicóptero urgente para trasladar a un recién nacido con infección de ombligo. En el confinamiento he podido salvar vidas por casos de apendicitis. A pesar de las restricciones he optado por verlos en la consulta o en sus domicilios y por suerte hemos podido diagnosticar inmediatamente e intervenir de urgencia. Los casos más frecuentes en los niños son fiebre, anginas, dolor estomacal, otitis, bronconeumonías, pero también más graves como meningitis, cáncer y accidentes. Hay que tener paciencia e involucrarte con el niño. Cuando eres de ayuda es una gran satisfacción”.
Asegura que se va con pena y que le costó tomar la decisión. “Me produjo tensión decidirme, pero con el tema del Covid las cosas se han acelerado. Ahora se abre otra etapa en mi vida y espero poder disfrutar de ella”.

Médico deportivo SDA y Zornotza Saskibaloi


El doctor Ibarretxe siempre ha sido un gran aficionado a los deportes y forofo de los equipos de su pueblo, lo que le ha llevado a colaborar altruistamente con varias entidades deportivas. “Con Zornotza Saskibaloi llevo colaborando más de 30 años con las revisiones médicas y como médico en la cancha. En diciembre dejaré el saski, con mucha pena también. Con la SDA me mantendré como médico hasta final de temporada, ya que tengo ficha federativa hasta entonces”. También ha colaborado con la Sociedad Ciclista Amorebieta realizando labores médicas en las pruebas de ciclo cross. “Me da pena que ahora los clubes no encuentren médicos que les ayuden de manera altruista. La sociedad está cambiando también en este sentido. Yo pertenezco a una generación que hemos sentido como propios estos clubes y que no hemos dudado en aportar nuestro granito de arena”.
A partir de ahora Juanlu acudirá a las canchas y campos, pero a disfrutar como cualquier aficionado, incluso me atrevería a decir que un poco más. Porque siempre ha sido un forofo. Zorionak, eskerrik asko eta aurrera beti!!!

HILERO AMOREBIETA © 2020

Ir arriba.