GABRI SALAZAR, jugador S.D. Amorebieta “Aluciné cuando me enteré que mi bisabuelo fue maestro en Amorebieta”

Cuando su representante llegó a un acuerdo con Asier Goiria, Director Deportivo de la SDA, para jugar un año con los azules, Gabri Salazar no sabía lo que acabaría descubriendo sobre sus orígenes. “A mí no me sonaba de nada el nombre del pueblo Amorebieta y cuando le comenté a mi abuela Mari Luz que había firmado por un equipo vasco, el Amorebieta, ella me dijo que mi abuelo vivió aquí y que tenía familia en este pueblo”.
Y es que Gabri comparte el mismo nombre que su bisabuelo, Gabriel Salazar, que fue maestro en Amorebieta en la década de los 50-60. Natural de Mijancas (Alava), el maestro había estado destinado también en Garai y Mondragón, donde queda parte de la familia. En Amorebieta impartió clases durante varios años y uno de sus hijos, Joaquín, abuelo del jugador de la SDA, se marchó con 18 años a Valladolid a estudiar Filosofía y Letras. “He conocido a mi familia de Amorebieta, primos de mi padre y a sus hijos. Estoy muy contento”.

Gabri comparte piso actualmente con tres jugadores del Zornotza Saskibaloi; Konate, Raul Frías y Scott Plaisance. “La verdad es que estoy muy a gusto en Amorebieta. Me gusta el ambiente, a las mañanas voy al gimnasio de Larrea con mis compañeros de piso y cuando puedo acudo a Larrea a ver el baloncesto. Ellos también vienen a Urritxe a verme. Mi madre ha venido a verme un par de veces y mi novia Gema no se pierde un partido en casa. Me siento bien aquí”.

Trayectoria futbolística
Sus mejores registros como jugador los logró con el Toledo B en 3ª División, con 21 goles. Pero Gabri, con sus 23 años, tiene una larga de equipos por los que ha pasado. Comenzó en el Tarrasa y con 8 años fichó con el Español. A los 12 años tuvo que desplazarse a vivir a Madrid por motivos laborales de su madre. “El Rayo Vallecano me hizo una prueba y fiché por 4 años, hasta que en el primer año de juvenil me fichó el Real Madrid. Estuve dos años en el club blanco y en mi primer año de juvenil me fui al Getafe. Posteriormente he estado en el Toledo B y luego en el Leganés, desde donde fui cedido a l Navalcarnero y Burgos”. Un periplo deportivo que le ha traído ahora a la SDA, donde coincide con Saizar, Aldalur y Antxon, con los que estuvo en el Burgos. Ha debutado como titular frente al Bilbao Athletic y espera contar con la confianza del míster, Iñigo Vélez de Mendizábal.
La SDA está realizando una campaña seria y con resultados positivos pero todavía hay margen de mejora. “La asignatura pendiente es ganar fuera de casa. Espero poder contribuir con mis goles a esas victorias. Tenemos un buen equipo y lo vamos a lograr”.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2019

Ir arriba.