Finalizan las obras de la calle San Juan y de la calle San Miguel

➢ Al igual que se viene realizando en otras zonas del municipio, el espacio se ha adecuado dando prioridad al peatón, con aceras más amplias y cómodas
➢ Se ha eliminado un carril de la calle San Miguel ganando así un gran paseo peatonal en el lado izquierdo de la calle, con una acera de 9,5 metros de anchura

image

Tras cinco meses de obras y una inversión de 800.000 euros, el alcalde de Amorebieta-Etxano, Andoni Agirrebeitia, y el concejal de Urbanismo, Anartz Gandiaga, han presentado hoy oficialmente las reformadas calles San Juan y San Miguel.
Esta obra forma parte de las distintas actuaciones que se están llevando a cabo desde el consistorio en la zona para que ésta se adecúe al nuevo ambulatorio.
Se trata de uniformizar las calles con Betarragane, al mismo tiempo que se realizan modificaciones para dar prioridad al peatón, al igual que se viene haciendo en todas las obras del municipio. Se trata de que las personas puedan acceder de una forma fácil y cómoda al nuevo centro de salud.
Para ello quizá el cambio más significativo haya sido el de la calle San Miguel, donde se ha eliminado uno de los carriles de entrada de vehículos. Ahora quedan dos carriles (entrada y salida), convirtiendo esta superficie ganada en un gran paseo peatonal en el lado izquierdo de la calle, con una acera de 9,5 metros de anchura.
La reforma completa abarca desde la intersección de la calle San Juan con la calle Gregorio Mendibil hasta la rotonda de San Miguel, siguiendo hasta el número 21 de esta misma calle. También se han unificado los anchos de calzada y de la isleta central que discurre por toda su longitud.
Con estas actuaciones, la acera actual que bordea el nuevo ambulatorio en las calles San Juan y San Miguel, aumenta de forma significativa su tamaño ya que multiplicará por cuatro su superficie, pasando de 473 m² a 2.210 m².
Además, se ha aprovechado la actuación para renovar las instalaciones soterradas, realizar nuevos pavimentos que unifiquen los tipos ahora existentes y regularizar los pasos de peatones que quedarán elevados, de forma que no supongan discontinuidades de alturas para el peatón.
Parada Bizkaibus
Los cambios han supuesto además una modificación en la parada del Bizkaibus y de la zona de carga y descarga de la calle San Miguel. Ahora está a unos metros de la anterior y es más alargada para dotar a la calle de una zona de aparcamiento restringido para usos de los servicios del futuro Centro de Salud (ambulancias) y de una parada puntual de vehículos para efectuar el apeado de personas con movilidad reducida que se acercan al ambulatorio.
Así mismo, se ha creado una zona ajardinada en la esquina sureste de la rotonda y se han plantado diez nuevos árboles creando un paseo arbolado. Como nuevo equipamiento urbano cabe destacar la implantación de una isla de contenedores soterrados para la recogida selectiva de los residuos domésticos.
Saneamiento y electricidad
Asimismo, aprovechando las obras de urbanización se han renovado y ampliado las instalaciones soterradas. Las mejoras más importantes corresponden a la calle San Miguel, que no disponía de redes de electricidad, telefonía ni gas.
Concretamente se han cambiado la red soterrada de aguas pluviales y la de fecales, incrementando su capacidad de evacuación. Asimismo, se ha sustituido la tubería principal que discurre por la calle San Miguel, incrementándose su diámetro y se le ha dado continuidad por la calle San Juan. En la misma línea, se ha instalado un nuevo centro de transformación, se ha dado continuidad a las redes de Euskaltel y Telefónica por la calle San Miguel y se ha modificado el alumbrado de la zona.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2016

Ir arriba.