EL AYUNTAMIENTO RECUPERA PATRIMONIO CON LA COMPRA DE UN CUADRO DE ENRIKE RENTERIA

Esta es una historia que nunca ha sido escrita, aunque sí se ha contado mucho en nuestro pueblo. El hijo ilustre de Amorebieta-Etxano, el reconocido pintor Enrike Renteria, cuando era alcalde Alberto Iza, donó dos cuadros al pueblo de Amorebieta-Etxano, que representaban a sus dos municipios: uno de la parroquia Santa María de Amorebieta y otro de la iglesia de Etxano.
Posteriormente, en tiempos del alcalde Agustín Uria, “Cartucho”, los dos cuadros fueron descolgados de las paredes de la casa consistorial y depositados en el archivo municipal, en la tercera planta del antiguo edificio del ayuntamiento. Uria no quería ver los cuadros de un nacionalista colgados en su despacho. Renteria era un nacionalista reconocido y las circunstancias tras la Guerra Civil y el compromiso personal le llevaron a la cárcel.
Durante muchos años ambos cuadros permanecieron en el olvido y cuando se recuperó la democracia desaparecieron. Los dos cuadros donados por Enrike Renteria fueron sustraídos del ayuntamiento , aunque nunca hubo una denuncia. Hasta que en 1998, tras innumerables pesquisas, el alcalde Alberto Gurtubai y Bego Renteria, hija de Enrike, lograron recuperar una de las pinturas; concretamente el cuadro de la iglesia de Etxano.
Recientemente, un particular puso a la venta dos pinturas de Enrike Renteria, una titulada “Nafarroa”, que fue adquirida por un coleccionista, y otra de la parroquia de Santa María. “Era uno de los motivos más pintados por mi padre”, dice Bego Renteria emocionada. “No es el cuadro que desapareció, pero es uno similar y es precioso”. Entonces se puso en conocimiento de los responsables municipales la posibilidad de adquirir ese cuadro y reponer, de alguna forma, esa pérdida histórica de patrimonio cultural. Se realizó una consulta con la experta Alicia Fernández, quien analizó el cuadro, y emitió un informe favorable con una tasación estimada. El ayuntamiento de Amorebieta-Etxano decidió así adquirir la obra de Enrike Renteria, fechada en 1968, y con unas dimensiones de 91 x 58 cms., por un precio de 5.000€ + IVA.
De esta forma se repone una pérdida histórica y se avanza también en la recuperación de nuestro patrimonio. “Qué puedo decir?, estoy entusiasmada porque Aita quería que su pueblo tuviera dos de sus cuadros y ahora ya vuelve a tener dos, aunque no olvidamos que aún sigue sin aparecer el cuadro desaparecido”, señala Bego Renteria. La presentación pública de este cuadro se realizará el próximo mes con motivo del XIX certamen de pintura al aire libre y el concurso Zintzilik que organiza la SACZ .
Enrike Renteria Mardaraz (Zornotza, Bizkaia, 1900- 1982)
Enrike Renteria entró como miembro de la Asociación de Artistas Vascos en 1924, sociedad de la que formó parte hasta su disolución en 1937 con ocasión de la guerra. En 1928 realiza su primera exposición individual en el salón de la Asociación de artistas vascos, en la Gran Vía de Bilbao. Exposiciones conjuntas con artistas vascos en 1932, 1933 y 1934. En 1936 participa con la obra En Biscaye en la exposición de Arte Vasco itinerante por Francia, organizada por el Gobierno Vasco. En 1937 es recluido en la cárcel de Larrinaga de Bilbao y sufre el requisamiento de 63 cuadros que le serán devueltos al final de la Guerra Civil. Realiza exposiciones individuales en 1940, 1947 y 1951. En1973 expone en la galería Windsor de Bilbao y en 1975 la Gran Enciclopedia vasca publica dos fascículos sobre su obra. En 1999 se lleva a cabo la exposición “Paisaje emocional” en Amorebieta con más de 30 pinturas y se publica un catálogo con su obra. Aquí ya a parece el cuadro de la iglesia de Etxano, recuperado un año antes.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2016

Ir arriba.