El Amorebieta pone la guinda del pastel a su fantástico arranque de temporada SDA 1-Logroñes 0

Crónica de Ander Garizurieta

– Los azules lograron una victoria ante el Logroñés, equipo de Segunda División, por uno a cero para clasificarse a la siguiente ronda de la Copa del Rey

El Amorebieta puso la guinda del pastel a su fantástico arranque de temporada al lograr una victoria merecida ante un equipo de la división de plata, el Logroñés, por uno a cero en Urritxe; con presencia de aficionados fuera del estadio inclusive.
Los azules terminan el año siendo líderes de su grupo con 16 puntos, dos más que el segundo clasificado (Alavés B), y clasificado para la siguiente ronda copera. Todo ello con un equipo formado únicamente por jugadores vascos.
Arrancó la primera eliminatoria copera en Urritxe con el dominio visitante, como se podría esperar dada la diferencia entre categorías. Aún así, ambos equipos salieron al partido enchufados y con intensidad. El Logroñés trató de imponer su juego, mientras que el Amorebieta esperaba atrás en busca de un contraataque. Gran parte de esos ataques riojanos pasaron por las botas de Vitoria, muy activo por banda izquierda. Pero con él tuvo de pareja de baile al número 14 del conjunto de los azules, Zarra, que pese a ser extremo, realizó tareas defensivas para que no estuviera cómodo en ningún lance.
Llegados al ecuador de la primera mitad, ningún equipo logró adelantarse en el marcador. Pero a medida que transcurrían los minutos, el equipo de Vélez de Mendizabal se sentía cada vez más cómodo, llegando con claridad a los últimos metros del campo. En el 30’, tras el centro de Obieta, Ekaitz pudo poner el primer tanto tras su remate dentro del área. Mikel Álvaro también tuvo un disparo certero desde fuera del área antes del gol. Pero el único y definitivo tanto fue en el 44’. Álvaro remató un balón suelto en el área para poner a su equipo por delante, tras el centro desde la derecha de Seguín.


En la segunda mitad los de Urritxe salieron como acabaron la primera, con la intensidad por las nubes. El conjunto rojiblanco, por su parte, pecó de precipitado en sus ataques hacia la portería local. Cumplida la hora de partido, la conclusión era clara: el Amorebieta dominaba el partido realizando contraataques y balones en largo muy peligrosos encabezados por Obieta. El mismo delantero arreó una bolea en el minuto 75, un pelín mordida, que Dani Giménez no tuvo problemas para mandar ese balón fuera. El Amore aguantó hasta el final del partido para clasificarse a la siguiente ronda de la Copa del Rey, incluso con un jugador menos al ser expulsado Saizar en el 89’, quien no tuvo su tarde-noche. En su lugar entró Mikel Goiria, sin ningún percance.

Artículo anteriorTerminan las obras de urbanización del barrio Legarrebi
Artículo siguiente48.025 Amorebonos vendidos y un impacto económico de 960.500 €

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here