EBA: UN HURACÁN PASA POR LARREA Zornotza ST- 88; Pas Piélagos- 94

Devastador. Ese es el adjetivo que mejor define al huracán que esta tarde ha pasado por Larrea. No ha sido el infame Sandy que tanta destrucción ha provocado en América, en este caso el huracán responde al nombre de Pas Piélagos y ha ocasionado tremendos daños en el Zornotza. El momento más violento de este fenómeno, el punto álgido de esa tormenta procedente de tierras cántabras ha sucedido en el primer cuarto del partido. Diez minutos increíbles en los que los visitantes anotaban a un ritmo vertiginoso ante una impotente defensa (?) zornotzarra, mientras en la otra mitad del campo los verdes no pisaban la zona y todo lo confiaban a los lanzamientos de larga distancia. Sin ningún acierto, por cierto.
Es cuanto menos curioso que un equipo como el nuestro, con un gran potencial para el juego interior, tenga a todos sus efectivos apostados más allá de los 6’75 y disparando disparatadamente desde allí. En fin, será cuestión de otorgarle su mérito a la defensa renedana. Volvemos a la otra mitad del campo y allí nos encontramos a los visitantes jugando a placer, hallando posiciones cómodas, robando rebotes y difrutando como pocas veces podrán volver a hacerlo. Los veteranos Tato Neila y sobre todo Miguel Blanco hacían lo que querían. El primer cuarto terminaba con un parcial que todo lo explica: 10-34. Devastador.
Un 10-34 es un parcial como para avergonzar y hundir a cualquiera, pero lo bueno, o lo menos malo, es que aún quedaba mucho tiempo para intentar reaccionar. Además ese terrorífico parcial habría que entenderlo como un accidente que difícilmente se repetirá. O eso esperamos. A partir de ahí, aunque los efectos de ese huracán cántabro dejaban a todo el Zornotza patas arriba y el equipo estaba tocado, demostró que no querían estar hundidos antes de tiempo. Los zornotzarras ganarían los tres cuartos restantes, aunque el -24 del primer acto resultaría determinante. En el segundo período se han detectado señales de vida entre los restos del arrasado Zornotza. Las constantes vitales eran débiles tras los primeros diez minutos pero un 8-0 de arranque en la continuación revitalizaba a los verdes y llegábamos a creer en una remontada épica. La diferencia se reducía a una decena de puntos, esa barrera psicológica, parecía posible darle la vuelta a la tortilla. Pero los cántabros no perdían la compostura y a cada arreón zornotzarra respondían con calma e inteligencia. Tenían muy claras las cosas y no se complicaban la vida. Incluso lograban volver a abrir brecha antes del descanso, al que se llegaba con 37-53.
Seguían siendo muchos puntos esos dieciséis pero las sensaciones eran mejores, no del todo buenas, ni mucho menos, pero sí que más esperanzadoras que las que teníamos diez minutos antes. Lástima que en el tercer cuarto el Pas Piélagos volviera a aprovecharse de nuestro mal día -desacierto en el tiro, carencia de juego interior, desajustes y agujeros defensivos de enormes dimensiones…- y nuestras esperanzas mermaban nuevamente. Aunque el Zornotza no se rinde y por mal que vengan dadas las cosas no tira la toalla hasta la bocina final. Al término del tercer cuarto el marcador indicaba 60-73. Se iba recortando poquito a poco, ¿daría tiempo de remontar del todo?
Pues casi. Pero en casi nos hemos quedado en el cuarto final. El Pas Piélagos buscaba ahora más al gran Jorge León, hasta entonces en un segundo plano, en el poste bajo y con su labor de pívot pívot hacía mucho pero que mucho daño. El Zornotza, con más corazón que cabeza, lo daba todo y conseguía seguir recortando. Quién nos iba a decir minutos antes que íbamos a asistir a un final igualado. No se lograría nivelar del todo el tanteo pero sí nos vimos a tiro de triple (86-89). Para nuestro disgusto los visitantes no se ponían nerviosos y con buen pulso mantenían las distancias, cortas pero suficientes, para llevarse el partido con todo mérito por 88-94.
Nos hemos hecho acreedores a la derrota con creces y hay que reconocer que si hubiésemos ganado habría sido una absoluta injusticia. El Pas Piélagos ha sido mucho mejor, han salido a la cancha como un huracán ante un Zornotza al que le ha costado entrar en el partido y eso iba a ser decisivo. Nosotros hemos jugado entre muy mal y muuuy mal, en ataque (obcecados con el tiro exterior: 39 triples lanzados por sólo 31 tiros de dos) y en defensa (han pasado por encima de nuestro uno contra uno). O sea, que por tercera temporada consecutiva nos presentamos ante nuestra afición “regalándoles” una decepción. Lo apuntamos en nuestro debe y habrá que compensarles durante el resto de la campaña. Que nadie pierda la fe en este
equipo pese a este mal día.
Tenemos que destacar algunos nombres propios. El veteranísimo Miguel Blanco ha estado soberbio, anotando 32 puntos con excelentes porcentajes y alcanzando una valoración de 34. Estupendos también otros veteranos como Tato Neila (20 puntos, 11 rebotes y 23 de valoración) y Jorge León (19, 10 y 23). En el Zornotza el jugador con mejores números ha sido Joseba Iglesias (22 puntos, 11 rebotes y 23 de valoración).

El próximo sábado intentaremos reencontrarnos con la victoria en un partido que despertará mucho interés en toda Bizkaia, y es que llega el derbi contra el Santurtzi en la cancha de los morados. Hasta entonces habrá que trabajar duro en los entrenamientos y analizar bien lo sucedido hoy. Hemos de ser capaces de sacar cosas positivas de esta derrota y evitar que se repita. ¡Vamos chavales!

1, 2, 3,… ZORNOTZA!!!

ANOTADORES:

ZORNOTZA ST: Zorrozua P. (11), Lorenzo A. (18), Iglesias J. (22), Tobar M. (2), Carreto I. (15) –cinco inicial- Morán J. (2), Gómez X. (13), Torres J. (0), Izkara E. (5), Ocerin J. (-).

PAS PIÉLAGOS: Blanco M. (32), García D. (12), León J. (19), Neila E. (20), Barquín J. (2) –cinco inicial- Rivas E. (7), Diego J. (2), Nuñez K. (0), Gómez D. (0).

ESTADÍSTICAS:

http://competiciones.feb.es/Estadisticas/Partido.aspx?p=1035259&med=0

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2012

Ir arriba.