Comunicado del Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano sobre el uso de materiales pirotécnicos

El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano quiere hacer un llamamiento a la ciudadanía para la noche de este 31 de diciembre. Queremos informar y concienciar sobre el uso responsable de la pirotecnia en estas fiestas navideñas, en esta noche de fin de año, y alertar al mismo tiempo sobre algunos efectos adversos que ésta causa, tanto en las personas como en los animales.

En este sentido, queremos recordar que la venta, suministro y uso de material pirotécnico solo puede realizarse en la forma y con los requisitos que establece el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería que desarrolla el Real Decreto 989/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería. Así, se establece la prohibición expresa de venta y suministro de material pirotécnico en aquellos establecimientos que no cuenten con la preceptiva licencia, e igualmente la normativa recoge que queda “expresamente prohibido el envío de los productos que hayan sido vendidos al público por correspondencia, teléfono o medios informáticos. La entrega de los productos se realizará con presencia obligada del comprador en el local de venta”. Asimismo, las personas vendedoras de cartuchería y artículos pirotécnicos podrán negarse a comercializar sus productos a quienes “manifiesten de forma clara que pueden encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes”.

La normativa vigente establece cuatro categorías de material pirotécnico y la edad mínima de uso es de 12 años para la categoría 1, 16 años para la categoría 2 y 18 años para la categoría 3. La categoría 4 es para uso profesional. La Policía local velará por el cumplimiento de la presente normativa.

Desde el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano se recuerda la necesidad de compatibilizar las celebraciones con el normal desarrollo de la vida ciudadana. Por ello, y para no causar molestias ni perturbar el descanso y la tranquilidad de las personas y de los animales pedimos a la ciudadanía “un comportamiento cívico y responsable”. Las personas que más padecen los efectos de los petardos, cohetes y bengalas son sobre todo los bebés, las y los ancianos y las personas enfermas. En el caso de los animales, a algunos como perros, gatos y aves, el uso de la pirotecnia puede generarles desde temblores a taquicardia, aturdimiento, pérdida de control, terror e incluso la muerte. Y, además, el estruendo que acompaña a la pirotecnia puede provocar también la huida y el extravío de animales domésticos.

Por último, queremos alertar de la mala utilización de un petardo o de un cohete, sabed que puede causar graves problemas de salud, tales como quemaduras de distinta consideración o problemas auditivos.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2020

Ir arriba.