“CÓDIGO BRUNO”, Radiografía de los servicios secretos del Gobierno Vasco 1977-1990

JAVIER ZUMALDE “EL CABRA” escribe un nuevo libro en el que desvela atentados contra locales en los que se consumía droga ordenados desde la Viceconsejería de Interior

En el año 1984, el M-45, nombre que recibió este grupo, destrozó al menos 24 locales en los que se trapicheaba con droga. Gernika, Bilbao, Igorre, Durango, las Encartaciones, Ortuella, Lekeitio, Oñati, Mondragon, Fuenterrabía,… El primero de ellos el Bar Caramelo en Bilbao, situado en la calle Juan de Ajuriaguerra, con explosivo plastik proporcionado por Genaro García de Andoain, Intendente de la Ertzaintza y responsable directo de los AVCS, los Adjuntos a la Viceconsejería de Interior, conocidos como los ekintzas. Javier Zumalde narra en su libro que El Caramelo fue el primer bar atacado porque Genaro vivía encima del mismo. Además, como en el primer atentado no hubo muchos daños, tres semanas después se realizó un segundo atentado más potente en el que se utilizaron 3,5 kilos de Goma-2. Este ataque sí destrozó totalmente el local. Posteriormente dinamitaron 2 locales en Lekeito; el Ekaitz, el Parque. “La campaña duró unos 6 meses y el consumo de drogas bajó en Euskadi,” afirma El Cabra.´
Le preguntamos si no teme consecuencias tras desvelar éstos y otros hechos en su libro. “Genaro ya murió, bueno le mataron como sabes en la liberación de Lucio Aginagalde, secuestrado por ETA en 1986. Yo tampoco digo quién cometió directamente los atentados, tengo ya 75 años y no temo a la cárcel. Yo me limito a contar mi experiencia en los servicios secretos del Gobierno Vasco”.
El Cabra no deja indiferente a nadie. Relata los hechos como si fueran aventuras novelescas, pero son reales, sucedieron y están recogidos por la prensa. En este libro Javier Zumalde desvela también detalles de la Operación Amalur, orquestada por el Gobierno Vasco con el objetivo de proteger a los miembros del Gobierno y a Euskadi ante un posible golpe de estado tras el fallido 23-F. “Ideamos un plan global para sacar del país a los miembros del Gobierno y Parlamento. Construimos zulos, fabricamos y compramos armas, entrenamos comandos y todo ello está documentado con fotografías, planos, etc. Hoy en día todavía existen algunos de esos zulos con material en su interior para esconder a varias personas durante varios días”, relata El Cabra.
Su trabajo para la Consejería de Interior como instructor de los ertzainas, los contactos secretos con Arzalluz, Retolaza y Eli Galdós, sus continuas discrepancias con el Club, el supuesto aparato de espionaje del PNV,.. son otros relatos con detalles jugosos que llenan las páginas de este libro.
En otro apartado se refiere al pinchazo telefónico que le realizaron al entonces lehendakari, Carlos Garaikoetxea, pinchazo realizado por el Club utilizando una casa de Zumalde de Zarauz como centro de grabación sin que él lo supiera. “Cometieron una chapuza porque quisieron desviar el teléfono de Garaikoetxea al mío, pero éste estaba pinchado a su vez por el Cesid. Hicieron una chapuza con la que querían involucrarme pero les salió fatal”.
Javier Zumalde asegura que ya tiene casi preparado la segunda parte de este libro pero que no quiere publicarla. “Hay muchos detalles que pueden perjudicar a bastante gente. Espero no tener que hacerlo”, afirma.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.