AMBULATORIO DE AMOREBIETA, LA PRIMERA BARRERA CONTRA EL COVID-19

Ellos son los primeros que nos atienden si tenemos síntomas de coronavirus. Es la primera línea en esta batalla, situada en la planta baja del ambulatorio de Amorebieta, en la zona restringida para casos con problemas respiratorios. Las consultas presenciales de pacientes no afectados por problemas respiratorios se han limitado a realizar curas, a pacientes que necesitan Sintrom y a consultas de Pediatría de niños menores de 15 meses.

El doctor Gonzalo Salaverri es el Jefe de Unidad, responsable de más de 50 profesionales, tanto personal sanitario como administrativo y servicio de limpieza. “Estamos más cansados moralmente que físicamente, el miedo a contagiarte no te lo quita nadie, se trabaja con mucha tensión, pero el personal está muy motivado”. Hasta el momento son 4 los profesionales que han dado positivo; dos médicos y dos enfermeras, pero ya se están recuperando.

El primer paso que tienen que dar los pacientes que crean tener síntomas de coronavirus es llamar al teléfono 94 600 72 00. En caso de que se observe que se trata de un problema respiratorio se le contactará con una enfermera de Covid-19 y con un médico. El segundo paso será acudir al propio ambulatorio o, en caso de que no pueda desplazarse, el personal médico acudirá a su domicilio. Entonces se realizará un diagnóstico y si se considera oportuno se realizará la prueba PCR. “Ahora tenemos más medios que al principio y podemos realizar más pruebas. A los pacientes leves, con síntomas moderados, que no cumplan con criterios de ingreso hospitalario, se les ve aquí o en el domicilio a diario, hasta que ceda el riesgo. Al resto se le deriva al hospital”, dice Gonzalo Salaverri.

También tienen que atender a los usuarios de las residencias de ancianos de Amorebieta, una población de alto riesgo. Tras la reorganización de Osakidetza, desde Amorebieta se atiende además a los pacientes de respiratorio de Arratia, zona con la que comparten personal sanitario. “Hay dos médicos y dos enfermeras por turno para los casos de Covid-19”.
Gonzalo Salaverri cree que “la presión ahora está en los hospitales, pero luego llegará aquí. El seguimiento de los pacientes dados de alta nos acarreará mucho trabajo, la normalidad llegará a todo, también a los servicios y operaciones que han sido aplazados, la atención primaria se verá desbordada si no se hace una previsión”. Y todo esto sin contar la posibilidad de que pueda llegar una segunda oleada de contagios por coronavirus.
Mientras tanto, el personal del ambulatorio de Amorebieta-Etxano nos atenderá con profesionalidad y cercanía. Ellos son la primera barrera contra el Covid-10 en nuestro pueblo. Eskerrik asko!!!

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2020

Ir arriba.