1.500 coches diarios evitarán el paso por el centro de Amorebieta

DEIA. Los vecinos del centro de Amorebieta están de enhorabuena. La Diputación calcula que unos 1.500 vehículos diarios dejarán de pasar por el casco urbano del municipio en su trayecto desde la zona de Gernika hacia Durango una vez entre en servicio la nueva conexión viaria que presentó ayer la diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi.

Las obras costarán 2,84 millones de euros y son un añadido a la construcción del corredor radial entre Amorebieta y Muxika, que incluye los túneles de Autzagane, y que se encuentra en ejecución.

Entre las novedades que se han incorporado, destaca la construcción de un ramal de incorporación a la variante de Amorebieta-Etxano, sentido Durango, de acceso directo a la N-634 sin atravesar el centro urbano, una reordenación de accesos con una rotonda de conexión de la BI-635 con la N-634 y la autopista y otra rotonda en la intersección con la calle Karmen.

Las nuevas actuaciones incorporadas, conllevarán “importantes mejoras sobre las ya generadas, mayor seguridad vial, mejora de la movilidad de los vehículos de paso, conexiones con otras vías y más accesibilidad con el municipio de Amorebieta-Etxano”, apuntó ayer la diputada Garamendi. Esta incorporación logrará también una mejor comunicación entre las comarcas de Busturialdea y Durangaldea.

VARIAS VENTAJAS La principal ventaja que supone esta nueva conexión viaria es la posibilidad de que los usuarios de la BI-635 procedentes de la zona de Gernika y todo Busturialdea, y que se dirijan hacia Durango puedan incorporarse de forma directa a la N-634 sin necesidad de pasar por el centro urbano de Amorebieta-Etxano como ocurre en la actualidad. Además, se logrará “una mayor reducción” de los tiempos de recorrido para estos usuarios. Sin duda, la mejora ambiental también es otro de los elementos que se ha tenido en cuenta a la hora de proyectar la solución viaria.

La construcción de una nueva rotonda en la confluencia de la calle San Juan, las incorporaciones a la BI-635 desde la N-634 (ambos sentidos) y la AP-8 reordenarán todos los movimientos, así como los accesos al municipio, lo que mejorará la seguridad vial del entorno.

Esta rotonda será el inicio de la BI-635 y, a partir de ella, la carretera constará de calzadas separadas, constituyendo el nuevo tramo de vía rápida. Por otro lado, se ejecutará otra rotonda a la altura del acceso a Amorebieta-Etxano por la calle Karmen. Esta medida permitirá eliminar los giros a la izquierda existentes en la intersección, con la consiguiente mejora de la seguridad vial y “aliviará” el tráfico en la zona, ha explicado Garamendi.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2014

Ir arriba.