Triunfo de etapa en el Giro para Beñat Intxausti

Intxausti prolonga el festival Movistar

Espectacular victoria de Beñat -tercera del equipo en este Giro- en la llegada a Ivrea, donde remató con maestría su ataque final junto a Niemiec (LAM) y Kangert (AST)

La soberbia actuación de Movistar Team en el Giro de Italia 2013 parece no tener fin. Después del segundo puesto en la crono por equipos inicial en Ischia, de la maglia rosa de Intxausti en Pescara, del asombroso triunfo de Dowsett en la contrarreloj de Saltara y de la inolvidable victoria el domingo de Visconti en el Galibier, hoy Beñat Intxausti ha culminado el festival de la escuadra telefónica con un sonado éxito en la llegada a Ivrea. El jefe de filas del equipo azul se ha llevado el triunfo en la 16ª etapa de la carrera, tras 238 kilómetros que partieron de Valloire y en los que una numerosa escapada de 22 corredores -entre ellos Capecchi y un enorme Herrada- parecieron decidir de su lado la victoria parcial.

Sin embargo, el impulso del pelotón en la parte final le acercó a los fugados, que se rompía en la última cota del día -Andrate (3ª), a 18 km- con Herrada siempre en vanguardia, mientras por detrás el grupo de favoritos se reducía a menos de quince unidades entre las que nunca faltó Intxausti. En el descenso y el llano hacia meta se sucedían los ataques hasta que a falta de 5 km saltaban Gesink (BLA) -retrasado en última instancia por un pinchazo-, Niemiec (LAM), Kangert (AST) e Intxausti. El vasco jugaba con maestría sus bazas en la recta final y a falta de 250 metros sorprendía a sus dos compañeros para firmar su primera victoria del año, la tercera en su trayectoria profesional y también la tercera -15ª de 2013- de Movistar Team en un Giro en el que está superando todas las expectativas.

Mañana, 17ª etapa entre Caravaggio-Vicenza, 214 km con un final similar al de hoy, en la que Intxausti partirá 9º de la clasificación general tras la pérdida de tiempo hoy de Santambrogio y Pozzovivo.

DECLARACIONES / Beñat Intxausti: “Hoy sí que puedo decir que he disfrutado de esto, el otro día no me lo creía. Hoy parecía el día menos apropiado para mí porque daba la impresión de que iba a llegar la fuga, una victoria muy bonita y especial para mí. En el último puerto ha habido mucha selección y en la bajada hacia meta se han vigilado un poco entre los favoritos y lo he aprovechado. Sabía que el peligroso era Kangert porque venía a rueda. He jugado con sangre fría en el último kilómetro y le he dejado la responsabilidad a Niemiec y que el ‘astana’ se pusiera tras él. A 250 metros de meta he visto un momento de parón y no me lo he pensado, he arrancado por la izquierda y me ha salido bien.

Nada más pasar la línea he gritado de rabia, de emoción… De disfrutar. La dedicatoria estaba clara para Xavi y para mi abuelo, pero también para más gente: para todo el equipo, porque tres cuartas partes del triunfo son suyas, mi familia, los amigos, la gente que siempre me apoya. Estamos haciendo un Giro increíble. Siempre hemos dicho que la clave de este equipo es la unión que tenemos, el ambiente. Si a eso le sumas la calidad de ciclistas que tenemos en todos los terrenos y la compenetración que tenemos en carrera, salen los resultados. Los días después de la jornada de descanso suelen ser extraños y hoy hemos visto como gente como Santambrogio han tenido un mal día.

Como vengo diciendo, estar delante en la general va a ser cuestión de supervivencia. Personalmente me he encontrado muy bien todo el día y esto me da confianza para lo que queda, que es mucho. Espero mantener o mejorar el puesto y cerrar un Giro de sobresaliente tanto para mí como para el equipo. De todos modos, mi objetivo al venir aquí era poder levantar los brazos y ya lo he conseguido. El año pasado un resfriado me impidió estar entre los mejores y espero que este año me respete la salud como lo está haciendo hasta ahora para terminar lo más arriba posible”.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.