PREVIA EBA: EL GIGANTE DORMIDO

Sábado 2, 18’30 h., Palacio de los Deportes (Santander): CD Estela – Zornotza ST Foto Pablo Lanza
Fue aquel francés pequeño pero matón llamado Napoleón Bonaparte quien dijo: “China es un gigante dormido. Dejad que duerma, porque cuando despierte el mundo temblará”. Le petit caporal dio en el blanco -era artillero- cuando hizo esa declaración y ya vamos sintiendo moverse el suelo según despierta el gigante asiático a estas alturas del siglo XXI.

Esto lo podríamos trasladar a la actual competición de la Liga EBA. Aquí también tenemos un gigante que ha estado dormido durante gran parte de la temporada pero que empieza a desperezarse y a sacudirse el sueño. Y, de paso, ahora sacude a los demás. China es en nuestro caso el CD Estela santanderino.

El equipo cántabro era uno de los grandes favoritos para dominar la liga. Todo un gigante que imponía con solo mencionar su nombre. No en vano había sido un permanente candidato a las más altas metas en las últimas campañas y todo parecía indicar que esta temporada la historia se repetiría, que los santanderinos volverían a intentar el ascenso que había quedado pospuesto tras caer ante el CB Santfeliuenc catalán el pasado curso. De hecho, seguro que ésas eran precisamente sus intenciones, pero la cosa no arrancó bien para ellos. Tanto es así que en lugar de frecuentar las más altas esferas clasificatorias, como era previsible, han sorprendido a todos, particular y dolorosamente a sí mismos, viendo como durante tantas y tantas jornadas han estado sumidos en posiciones de descenso. Increíble. Pero cierto.

La plantilla se había remodelado en gran medida, sólo renovando Javi Carral, Daniel Djukovic y el jugador franquicia Álvaro Lombera (15’2 puntos y 7’4 rebotes por partido). Llegaban refuerzos de gran calidad como Álvaro Teja, Jaime García, Borja Anillo, Fernando Herrero, Yago Estévez, Milos Martinovic y, sobresaliendo del resto, el base palentino Juampe García (13 puntos, 6’6 rebotes, 3’8 asistencias, 3’3 recuperaciones, 6 faltas recibidas y 22 de valoración en 34 minutos). Al timón de esta espléndida nave volvía a estar Joaquín Romano, un técnico que había dado muestras de saber adaptarse a todas las circunstancias y siempre acabar sacando jugo a los elementos puestos a su disposición. Todo estaba en orden y listo para dominar el grupo A-A de la liga, pero…

Absolutamente nadie esperaba lo que iba entonces a suceder. En la primera jornada los santanderinos caían ante el actual colista Goierri en Urretxu, lo cual podría interpretarse como un accidente aislado, pero luego se demostró que no, que esa iba a ser la primera de muchas piedras en las que tropezarían los cántabros en su camino, saliéndose así a la cuneta, donde quedaban malparados y en estado comatoso. Tras diez jornadas disputadas su balance era un terrorífico 2-8 y habían ido cayendo a plomo hasta el fondo. Ojos como platos se nos quedaban a todos al ver aquella clasificación en la que el gran y temible Estela aparecía compartiendo puestos de colista con Tormes y Goierri.

Joaquín Romano pagó el pato y fue cesado como entrenador antes del parón navideño. Su sustituto fue el joven técnico Alberto Sáez, llegado del Femenino Cáceres (Liga Femenina 2). Este cambio no dio frutos inmediatos y con Sáez también siguieron las derrotas, pero en las últimas cinco jornadas el panorama ha cambiado: el Estela ha sumado cuatro victorias por tan solo una derrota y ha iniciado la huída del pozo infernal. El gigante que estaba dormido, o más bien en coma, ha despertado.

Eso sí, el objetivo del ascenso ya es una quimera para ellos, como mucho podrán ejercer de jueces entre los que sí tienen opciones. A falta de siete jornadas tienen un balance negativo (6-9) y por encima de ellos hay ocho equipos con balance positivo, así que, aunque lo ganaran todo, es casi imposible que se metan en el terceto de cabeza. Para complicárseles más las cosas reciben este sábado a uno de los equipos en mejor estado de forma en estos momentos: el Zornotza.

Efectivamente, este sábado viajamos a Santander tras haber demostrado en las últimas jornadas que el equipo está funcionando a las mil maravillas, mental y deportivamente, alcanzando de esa manera la segunda posición en solitario con un balance de 10-5. El gustazo de haber vencido de manera consecutiva a Santurtzi y Aloña Mendi nos tiene que insuflar ánimos y fuerzas para seguir en esa línea, la que nos puede permitir hacer más grandes cosas o más cosas grandes. Aunque hay que ser muy conscientes de que ningún rival nos lo va a poner fácil, y mucho menos este gigante recién despertado que nos espera en su cancha con ganas de ir sanando su herido orgullo.

El espectacular Palacio de los Deportes de Santander es un escenario del que el Zornotza ha salido en sus dos anteriores visitas con un sabor de boca agridulce. Dulce porque en ambas ocasiones se jugó muy bien. Amargo porque se acabó perdiendo los dos partidos. El choque del pasado año en “La Ballena” (nombre como se conoce popularmente a ese recinto por su forma arquitectónica a modo de cetáceo) será recordado por muchos; fue un homenaje al baloncesto y cualquiera pudo ganar, aunque fue el Estela el triunfador por un espectacular 113-98. Los zornotzarras tienen ganas ya de clavar un arpón en esa “ballena” y regresar esta vez con un sabor de boca doblemente dulce: jugar bien y ganar. Algo que en Larrea ya se consiguió en la primera vuelta (68-62), en un partido que significó la reacción zornotzarra y el principio de la horrible racha santanderina.

Viajamos a la capital cántabra con mucha moral y entusiasmo, pero precabidos, porque sabemos que el Estela ha estado dormido pero que ha despertado, que dispone de calidad a borbotones y que en las últimas jornadas pisa fuerte. Intentaremos inducirles a echar otra siestecita este sábado a la tarde para así mantenernos en esas posiciones de privilegio que no habíamos conocido hasta ahora y a las que les estamos cogiendo cariño (se está tan a gustito aquí arriba). Todo apunta a que podemos estar ante otro gran partido entre estos dos equipos que cuando se enfrentan entre sí nunca aburren. Atención especial a la lucha bajo tableros: Zornotza y Estela son los equipos más reboteadores (36’8 rechaces de promedio los verdes por 36’5 los blancos). Sí, va a ser un partido entre dos equipos grandes, en todos los sentidos.Que nadie se duerma.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.