Memoria Histórica y víctimas de Zornotza

El día 19 de mayo se cumple el aniversario de la ejecución de Aita Román Urtiaga en el convento de los Padres Carmelitas de Larrea en Zornotza. Este convento fue refugio de los gudaris que ofrecieron su lucha para defender el frente de Bizkargi y fue mencionado en el reportaje de los corresponsales Poterman y Chim Seymour ( La maleta mexicana, expuesta en el Bellas Artes de Bilbao) para la revista francesa Regards porque allí levantó su cuartel el batallón de Transmisiones Alkartatzea, bajo las órdenes de Alberto Irezabal. El batallón Euzko Indarra tuvo su cuartel en una casa contigua al convento.

Con motivo del aniversario de la entrada de las tropas fascistas el 18 de Mayo en Zornotza, el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano viene organizando desde 2010 un acto en el Parque Zelaieta. El cartel publicitario del evento convocaba al público para hacer un homenaje a las víctimas de la guerra civil. Este año se han unido al homenaje los colaboradores de la Sociedad Científica Aranzadi aportando material bélico y objetos de la época para exponerlos en la biblioteca municipal.

Un acto que debiera haber sido emotivo, provocó en nuestra familia un profundo desengaño. No vimos allí representados a ningún miembro de la hermandad de los Carmelitas y solo estaban presentes unos pocos familiares de algunas víctimas que hubieran sufrido lo que hemos conocido los familiares de los hermanos Ormaetxe Aldana del caserío Zugazaga (Zuetza) de Boroa.

El protagonismo del acto corrió a cargo del Sr. Alcalde David Latxaga y del Director del Patrimonio Cultural de la Diputación Foral de Bizkaia, Don Andoni Iturbe Amorebieta, recibiendo este último al inicio de su intervención un sonoro pitido que fue aprobado por parte del público asistente. El discurso leído fue lesivo, no sólo para nuestros oídos como lo fue el pitido. El mensaje hueco, vacío de contenido e impersonal, sin ninguna mención a personas fusiladas o represaliadas en el año1937 hirió incluso a los ausentes. No sólo el contenido generó discordia. Gran parte del acto discurrió en castellano para más enojo de los allí presentes, cuando de trataba de un acto conmemorativo de lo que supuso la represión, también contra el uso del euskera en Zornotza.

Ninguna referencia de Aita Roman Urtiaga, ni de Cecilio Zabala Arizmendiarrreta , ejecutado por su pertenencia al sindicato Solidaridad de Trabajadores Vascos- ELA, ni de nuestro bisabuelo Bonifacio. Como invitado acudió también el sacerdote pasionista Gregorio Arrien Berrojaechevarria, quien nos leyó un discurso íntegramente en castellano. Desconozco el motivo por el que Don Gregorio no se expresó en su lengua materna, si ello fue o no por recomendación de alguno de los dos protagonistas del acto, pero cualquiera que fuera el motivo, sí lamentamos que en un acto público que contaba con la intervención de un investigador euskaldun de la categoria de Don Gregorio, se nos privara a los allí presentes de haberle escuchado en la lengua que más amamos.

Cuando finalizó el acto nos acercamos al Sr. Alcalde, quien nos dio muestras de no haber encajado con buen gusto nuestras críticas vertidas hacia los intervinientes en el acto, sin tener en cuenta nuestro sentimiento de abandono institucional y político al que fue sometida nuestra amama Miren Ormaetxe Garmendia, hija huérfana de nuestro bisabuelo, fusilado en 1937 por su pertenencia al Comité Local de Defensa de Etxano, por haber pertenecido al Partido Nacionalista Vasco y por ser vocal de la Junta Municipal Investigadora.
El regidor municipal me mostró su despreció llamándome “maleducado” por haber pitado y hablado durante el acto. Él no fue capaz de nombrar ningún apellido de los fusilados o represaliados del pueblo en 1937, tampoco mostró ninguna empatía con nuestro dolor y la memoria de nuestro bisabuelo, solo fue capaz de mostrar su resquemor porque le habíamos “estropeado” su acto.
Hoy en día la megalomanía y la falta de empatía están muy extendidas entre nuestros políticos, pero la indiferencia que mostró David Latxaga con un tema tan doloroso, del que por cierto , ha hecho uso político electoral, muestra poca categoría humana y una muy cuestionable talla como político abertzale. Nosotros seguiremos empeñados en recordar a nuestros familiares por nuestra condición de víctimas del franquismo y a personas como David y Andoni les invitamos a hacer también memoria de sus olvidos selectivos.
Xabier Zarandona Zubero

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2015

Ir arriba.