Queman 3 contenedores en Amorebieta

Esta pasada madrugada han quemado tres contenedores en las calles Karmen, Gudari y en Nafarroa, cerca de Eroski. En los dos últimos emplazamientos el fuego ha ennegrecido las fachadas de los bloques de viviendas adyacentes.

2ª B. SANSE 0- SDAMOREBIETA 0

EBA:TRISTE FINAL DE AÑO

Easo Pastas Arruabarrena- 76; Zornotza ST- 63
(20-22, 29-38; 56-52, 76-63)
El Zornotza despedía el año 2012 baloncestístico en Donosti. Ha sido una triste y mala despedida para un buen año. Derrota, mala imagen y final de una racha que duraba ya nueve meses y medio sin perder fuera de Amorebieta. La última vez que caímos como visitantes fue el 3 de marzo frente al Askatuak en el Josean Gasca donostiarra, o sea, el mismo lugar en el que hoy volvíamos a hincar la rodilla. Ya decíamos que esta cancha no se nos da nada bien.
Esta temporada las lesiones nos siguen condicionando y afectan especialmente a los hombres de perímetro.Hoy eran dos las bajas con las que debíamos afrontar el partido: Álvaro Duque y Toni Lorenzo. Sin embargo, aun siendo jugadores importantes, su ausencia no sirve de excusa para la actuación del Zornotza en un partido en el que enfrentaban los dos segundos clasificados y en el que el ganador se quedaría en solitario en esa privilegiada posición, a rebufo del intratable líder Natra Oñati.
El Zornotza ha estado a la altura de las circunstancias durante los quince primeros minutos, luego… Hay ocasiones, sin conocerse la razón, en la que personas, animales y equipos de baloncesto sufren arrebatos de locura, pierden el norte (quizá por la acción del viento sur) y acaban por ser irreconocibles. Algo así le ha sucedido al Zornotza.
Quince primeros minutos buenos, no para echar cohetes pero sí mostrando suficiente superioridad ante un rival que parecía no poder seguir el ritmo zornotzarra. La verdad es que tuvimos a los easoenses a punto de caramelo, que dispusimos de la oportunidad de sentenciar el partido antes del descanso, pero una vez más no supimos hacerlo y luego lo pagamos muy caro.
El primer cuarto ha sido un intercambio de más voluntad que acierto por ambas partes. El Zornotza utilizando las penetraciones de Peru Zorrozua, el poderío interior de Joseba Iglesias y la puntería de Xabi Gómez como armas ofensivas. Se llegaban a anotar 22 puntos a pesar de los errores y de la pegajosa defensa donostiarra. Lo que pasa es que los locales llegaban a la veintena de puntos aprovechando nuestros desajustes defensivos y los despistes a la hora de cerrar el rebote (esa ha sido una de las vías de agua que contribuiría a hundirnos más adelante). 20-22, igualdad y emoción, aunque daba la sensación de que en cuanto el Zornotza pusiese un poco de orden en el juego se podría ir en el marcador.
Así ha sucedido en el segundo cuarto. Los verdes han apretado en defensa (alternando individual y zona) e imposibilitaban las acciones de ataque rivales. Esto permitía lograr algún contraataque, ir abriendo hueco y de paso ganar en confianza en ataque. Parcial de 4-14 en seis minutos para vernos por arriba con una bonita renta, 24-36. Era el momento de rematar la faena y dejar sentenciado el partido. No lo hicimos. Y no es que los locales realizaran una gran remontada, porque seguían sin anotar prácticamente, pero sí porque nosotros nos precipitábamos una y otra vez en ataque. Pretender correr está muy bien, pero si ves que lo que estás haciendo es fallar y perder balones, lo mejor es parar y templar. Imposible, estábamos acelerados, no se pisa el pedal de freno y al descanso se llega con un 29-38 que es bueno, pero no tanto como debería. Resultado que habríamos firmado antes del comienzo, pero que visto lo visto no nos satisfacía del todo.
A la vuelta de vestuarios llega la hecatombe zornotzarra. El tercer cuarto es de locura. Literalmente, porque es en ese período en el que el Zornotza empieza a desvariar y pierde los papeles, deportiva y anímicamente. En un principio esa locura es contagiosa y el Easo padece similar extravío de la razón y entre ambos contendientes “deleitan” al público con algo parecido a una escena de baloncesto de patio de manicomio; unos y otros corriendo de acá para allá sin orden ni concierto -como pollos sin cabeza, que diría el otro-, perdiendo balones y acumulando despropósitos. Los donostiarras iban a salir bien librados de esta situación, ya que recuperan la cordura y aprovechan perfectamente el hecho de que el Zornotza ya nunca volverá a tener un mínimo de raciocinio. En ese punto hay que añadir otro factor desequilibrante en nuestra contra: el arbitraje.
Aunque sería más correcto decir que más que el arbitraje en sí, lo que nos ha desquiciado del todo ha sido obsesionarnos con los árbitros. Es verdad que la diferencia de rasero, o de criterio en varias decisiones tomadas nos han perjudicado, llegando a sacar del partido a varios jugadores clave del Zornotza, pero hay que resaltar que para desahogar la frustración por lo errático de nuestro juego hemos acabado utilizando a los colegiados como chivo expiatorio, o como cabeza de turco. En fin, buscábamos en ellos la justificación de lo que estaba ocurriendo, que no era otra cosa que la remontada donostiarra y el naufragio total del Zornotza. Nos equivocábamos todos, en la cancha y en la grada, al obcecarnos en culpar de todo a los árbitro y no preocuparnos más por nosotros mismos, auténticos y únicos culpables de la derrota que se avecinaba por lo mal que lo estábamos haciendo. Pero la locura nos había afectado del todo. Ansiosos, nerviosos, precipitados, descompuestos, con malas formas, así estábamos. Y pese a todo, al término del tercer cuarto sólo perdíamos por cuatro, 56-52. Teníamos opciones.
Aunque ya era tarde. No supimos recomponernos, ni recuperar los papeles perdidos. Seguiríamos regalando balones y permitiendo a nuestros rivales hacerse con muchos rebotes en nuestra propia zona, con lo que tenían segundas y terceras opciones. Estábamos totalmente fuera del partido y el Easo Pastas Arruabarrena no tenía sino que aprovecharse de cada error nuestro, sin necesidad de grandes alardes. La diferencia se agrandaba y acababa el partido con 76-63, y gracias. Partido perdido por el Zornotza más que ganado por el Easo, sin por ello querer quitarles méritos a ellos, que han realizado un correcto trabajo que les sirve para ser segundos en solitario.
El MVP del partido ha sido indudablemente Imanol Millares, con 31 puntos (14/19 en tiros libres, por las 9 faltas recibidas por él y las tres técnicas señaladas al Zornotza), 11 rebotes, 4 robos y 38 de valoración. En el Zornotza destaca Joseba Iglesias (17 puntos -con el pero de los tiros libres: 2/7-, 12 rebotes, 4 tapones y 23 de valoración), aunque quizás el jugador verde que más centrado ha estado a lo largo del partido, el menos afectado por la locura generalizada, ha sido Xabi Gómez (15 puntos y 13 de valoración).
El Zornotza llegaba a Donosti con el afán de acabar el año en segunda posición y se va como quinto clasificado, con un balance de 5-3, siendo uno más de los integrantes del nutrido pelotón de mitad de la tabla. Considerábamos este partido como muy importante para conocer cuáles pueden ser los objetivos reales de este equipo y la respuesta es que somos uno más de la zona media, alejados de la cola -lo que supone estar mejor que las anteriores temporadas a estas alturas-, y todavía teniendo mucho trabajo que hacer para optar a ser uno de los de arriba.
El juego ha sido muy malo y se trabajará para corregirlo, y unas veces lo haremos mejor y otras peor, ganaremos y perderemos, así es el deporte. Ahora bien, lo que se sale de lo deportivo es el perder las buenas formas y el respeto a los demás, sean árbitros, mesas, jugadores, entrenadores o aficionados, propios o contrarios. Debemos tratar de moderarnos, todos nosotros, en la cancha y en la grada. Eso debe salir de nosotros mismos, eso no es como el juego, que están los entrenadores para tomar medidas. Aunque bien nos vendría tomar ejemplo de estos entrenadores, de Mikel Garitaonaindia e Iván Frade, que lo harán mejor o peor, gustarán más o menos, pero cuyo comportamiento es siempre caballeroso, educado,deportivo,… ejemplar.
Estamos en buena época ahora para hacer propósitos de enmienda, como cada fin y comienzo de año. Se nos acaba el baloncesto EBA en 2012. Vacaciones navideñas para recuperar lesiones y buenas vibraciones. Un receso, un descanso para volver en 2013 más tranquilos, con más ganas, fuerzas e ideas para seguir peleando por quedar lo más alto posible.
Hasta entonces…
1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!
ANOTADORES:
EASO PASTAS ARRUABARRENA: Egimendia (5), Segurola (7), Arenaza (12), Esnaola O. (1), Alonso (6) –cinco inicial- Hevia (0), Millares (31), Esnaola M. (2), Arrieta (6), Eizmendi (6), Sanz (0), Elicegi (0).
ZORNOTZA ST: Zorrozua (6), Gómez (15), Salazar (11), Iglesias (17), Carreto (6) –cinco inicial- Morán (0), Torres (2), Tobar (4), Izkara (2).

Estadísticas completas

3ª Regional: ERMUA B 7- LIPA AMOREBIETA 1

Renovación de Aurtenetxe

El Athletic Club y Jon Aurtenetxe han suscrito el acuerdo de renovación por el que el jugador permanecerá en la disciplina rojiblanca hasta el 30 de junio de 2017. La cláusula de rescisión será de 35 millones de euros. Por otra parte, el próximo miércoles día 26 se inaugura la Peña Jon Aurtenetxe en el BAR URTZA.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2012

Ir arriba.