Fotografían y catalogan cerca de 400 caseríos de Amorebieta-Etxano

Más de 700 fotografías de alrededor de 400 caseríos de Amorebieta-Etxano han sido recopiladas y debidamente clasificadas y etiquetadas por varios miembros de la Sociedad Artístico Cultural Zornoza. “Es un trabajo que se inició en 1982 cuando estábamos nosotros en la Junta”, asegura Pedro Juan Arana, que junto a Javier Zabala y Txomin Goienetxe ha realizado este trabajo. “ Aquel año se realizó una exposición y se guardó todo. Teníamos cerca de 300 fotografías y contamos con la colaboración de Adolfo Crespo y Andrés Rodríguez para ese trabajo, y con el patrocinio de Argazkari, pero sabíamos que nos faltaban caseríos. Ahora hemos terminado ese trabajo”, recuerda Javier Zabala.

4.2 (Copiar)
En esta segunda fase, en la que llevan dos años de incansable y minucioso trabajo, han contado además con la colaboración de varios amigos y vecinos: Jose Begiristain, Bixenti Larruzea, Celestino Larruzea, Guillermo Etxanojauregi, Jesus Garmendia y Rafa Sánchez.
“Hemos clasificado los caseríos en 4 zonas: Amorebieta, Etxano, Euba y Boroa. Cada fotografía está catalogada con el nombre del caserío y la familia que vive actualmente. Tenemos además fotografías de caseríos ya desaparecidos y de algunos tenemos fotos de hace muchos años y otras nuevas tras su remodelación”, señalan Pedro Juan y Javier.

4.3 (Copiar)
Les pedimos que no enseñen algunas fotos que ellos consideren oportuno. Nos muestran dos de caseríos ya desaparecidos, pero que han marcado a muchas generaciones y que se encontraban en las dos principales entradas a Amorebieta. El primero es Trumbille-Gane, de Mañesi. El segundo el caserío Arriagane de Boroa, en el mismo cruce de Boroa, con el Bar de la Rubia.
Pero también han encontrado el caserío Olasosolo. Situado a escasos 20 metros del Ayuntamiento de Amorebieta. Escondido en un pequeño patio. Una auténtica perla que dejará perplejos a todos los lectores de Hilero Zornotzan.

5.3 (Copiar)
“El objetivo ahora es digitalizar todas las fotografías para evitar que se pierdan o puedan dañarse. Es un tesoro para nuestro Amorebieta. Pocos pueblos tendrán fotografías de todos sus caseríos. Tenemos que preservar todo este legado”, recuerda Joseba Fernández, presidente de la SACZ.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2015

Ir arriba.