EBA: ¡QUÉ GOZADA!

Natra Oñati Aloña Mendi- 78; Zornotza ST- 86 (21-23, 47-46; 67-60, 78-86)

Jornada triunfal la vivida este sábado en Oñati. Un día en el que ha habido muchos ganadores: todos aquellos que han acudido a Zubikoa y han aportado su granito de arena para una buena causa. Nos referimos -los que seguís esta página ya lo sabéis- a la iniciativa del jugador zumarragarra del Aloña Mendi Asier de la Iglesia, quien había organizado toda una jornada en Oñati para sensibilizar a la gente sobre la esclerosis múltiple (enfermedad de la que él está aquejado) y de paso recaudar fondos para Ademgi (Asociación de Esclerosis Múltiple de Gipuzkoa) en el partido de la tarde. Éxito total: una gozada comprobar que el polideportivo oñatiarra no daba abasto para todo el público que deseaba colaborar y se llenaba a reventar. Entre entradas, meriendas y rifas la recaudación ascendía a 1.500€. Esos números convertían a Asier de la Iglesia en el MVP de la jornada en el aspecto humanitario. No podemos sino agradecerle su hermosa iniciativa y desearle que no pierda la sonrisa jamás. ¡Ánimo, Asier!

Tras esos emotivos prolegómenos llegaba el emocionante partido. Partidazo. Se enfrentaban primero contra segundo y el segundo demostraría que no renuncia a ser primero. Jugando como hoy no cabe descartar nada. Ha sido una auténtica gozada ver evolucionar a los verdes; muy bien en lo deportivo y fortísimos en lo mental. Mirad que nos hemos lamentado muchas veces de debilidad anímica, de venirnos abajo al más mínimo contratiempo, pero lo de hoy ha sido una lección de… Vitamina C: Concentración, Compromiso, Conjunto, Carácter, Casta, Continuidad… y Carreto. Lo de Ibon hoy ha sido un escándalo: 33 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias, 10 faltas recibidas y ¡46 de valoración!

23-F. El Zornotza da el golpe en casa del líder, toma ya. Y si ha sido una gozada y ha sabido tan maravillosamente bien es por lo complicado que ha resultado vencer. Oñatiarras y zornotzarras han dado sobradas pistas para entender por qué encabezan la apretada clasificación de este grupo EBA. Una vez más, cómo no, el Zornotza llegaba a un partido mermado por las lesiones (Toni Lorenzo era baja y muchos de sus compañeros jugaban con serias molestias), pero el trabajo colectivo conseguiría superar tantos duelos y quebrantos. Un grupo de esforzados e implicados jugadores, que encontraba en Ibon Carreto al líder ideal, se conjuraban para lograr la hazaña.

El Natra Oñati ponía de salida en pista a sus tres grandes (De la Iglesia, Cavada y Xabi Osa) y el Zornotza replicaba colocando en el quinteto inicial a tres interiores (Carreto, Iglesias y Tobar). A la postre la superioridad de los pívots zornotzarras resultaría clave. Los verdes controlan perfectamente la situación en los primeros minutos, especialmente viendo que Carreto estaba absolutamente desatado y anotando canastas para todos los gustos (12 puntos en el primer cuarto): triples, media distancia, interiores y un mate de concurso tras remontar línea de fondo y con un rival intentando taponarle. Jugadón. ¡Jugón!

A los locales les costaba anotar y tras cinco minutos el tanteo era 7-16. Pintaba muy bien, pero aún quedaban 35 minutos por delante; mucho sufrimiento y mucha emoción estaban por llegar. En la zona estaba claro que el Zornotza no iba a permitir canastas cómodas a los del Aloña Mendi, así que éstos han buscado resolver sus problemas anotadores desde la larga distancia, desde donde las canastas valen tres puntos, con extraordinario acierto. Nuestra defensa a los hombres de perímetro locales era excesivamente floja, se les concedía mucha distancia y lanzamientos cómodos. Ése sería nuestro punto flaco en la primera mitad del partido y al término del primer cuarto ya teníamos a los oñatiarras a sólo dos puntos, 21-23.

En el segundo cuarto la defensa local adelantaba líneas y apretaba más (tanto en individual como en zona). Llegaban complicaciones para los verdes en ataque. Todo lo contrario que les sucedía a los oñatiarras, quienes vivían sus mejores momentos ofensivos. Nuestra defensa -como la de todos los rivales del Natra- se preocupaba especialmente de Asier de la Iglesia y Ander García, consiguiendo frenar a la perfección al primero, pero con dificultades para evitar las buenas acciones del segundo. El de Bergara era la némesis de Carreto en esta primera mitad de partido, aunque con eso -y con sus 23 puntos- ya contábamos, lo que nos sorprendía era el buen quehacer exterior del resto de jugadores locales, sobre todo el de un impecable Imanol Ceciaga. El base local acabaría siendo el mejor jugador del Aloña y quien en más apuros nos pondría (21 puntos, 5 asistencias y 26 de valoración). El arreón oñatiarra dejaba el marcador en 38-31. La dinámica era muy negativa para nuestros propósitos, pero el Zornotza no cambia de actitud y continúa trabajando duro, independientemente de tener más o menos acierto. Garita y Frade sorprenden asignando el marcaje de Ander García a Eneko Izkara, quien salta a la cancha con un tobillo hecho polvo, pero veterano y curtido en mil y una batallas como es, aguanta el dolor y consigue plantarse ante García con una señal de STOP. Esto cortocircuita el juego guipuzcoano y de ello se aprovechan los nuestros para iniciar la primera remontada del partido. La mejor defensa nos concede algunos contragolpes fulgurantes, a un solo pase, de los que se archivan bajo el epígrafe “palomeros”, pillando descolocados y despistados a unos rivales que ven cómo los verdes consiguen llegar al descanso con un único punto de desventaja: 47-46. El partido estaba siendo espectacular para cualquier aficionado.

En la reanudación queda claro que las defensas van a tener mayor protagonismo en adelante. El juego se enreda y las canastas hay que trabajarlas mucho. Durante cinco minutos hay intercambio de golpes: ahora me pongo yo por delante, ahora tú. Mandamos 56-57 cuando su defensa se nos atraganta totalmente. No anotamos y ellos sí. Cogen la delantera en el marcador y abren una brecha de siete puntos para acabar el tercer período 67-60. En ese momento hay una acción que podría haber tenido consecuencias muy negativas para nuestros intereses: se le señala falta técnica al coach Iván Frade.

Antes de iniciarse el cuarto y definitivo acto de esta monumental obra de arte baloncestista habrá dos tiros libres para Ander García. Anota uno, falla el otro y los últimos diez minutos se inician con 68-60 en nuestra contra y balón para el Aloña.

Tres minutos de este cuarto transcurren hasta llegar al momento más dramático para los zornotzarras. Imanol Ceciaga está dirigiendo, anotando y haciéndonos mucho daño. 73-63, diez puntos por debajo a falta de siete minutos, jugando contra el líder, ante su afición. Una cuesta arriba muy empinada la que teníamos por delante. Pero mencionado queda que el Zornotza hoy ha sido un ejemplo de fortaleza mental, así que no se ha caído en el desánimo, se han apretado los dientes, se ha defendido con una intensidad enorme, se han recuperado balones, se ha monopolizado el rebote y se ha comenzado a carburar en ataque, combinando juego interior y exterior (destacando en esos minutos Mario Tobar por dentro y Joseba Iglesias por fuera). La remontada se va produciendo con mucho esfuerzo, nada de grandes rachas, pasito a pasito, sin prisas pero sin pausas. Acercándonos al último minuto las caras de unos y otros cambian: el Aloña y su afición están preocupados, la victoria que parecía encauzada está en peligro; el Zornotza y su grupo de seguidores desprenden determinación y esperanza para lograr una victoria tremendamente importante. Se consigue empatar a 78 y ahí es cuando el Zornotza sentencia el partido en ambos lados de la cancha. Atrás no se concede ni un milímetro al contrario y delante se atina en los momentos claves. Un triplazo de Carreto que ponía el 78-82 resulta decisivo. Hasta el final el Natra Oñati es un quiero y no puedo (o mejor dicho, un quiero y estos de verde no me dejan) y el Zornotza amplía la ventaja hasta el 78-86 final. ¡Qué gozada!

Qué gozada vernos ahora a tan sólo una victoria del líder. Qué gozada comprobar que este Zornotza es capaz de superar los contratiempos. Qué gozada poder soñar con aspirar a todo. Qué gozada haber tenido la ocasión de ser coprotagonistas de este partidazo de baloncesto entre dos equipazos. Qué gozada haber aportado nuestro muy modesto granito de arena en tan emotiva jornada organizada por Asier de la Iglesia y el Aloña Mendi KE.

Qué gozada haber visto la mejor versión de Ibon Carreto, cuyos números ya hemos mencionado. Como hemos mencionado el excelente trabajo de Joseba Iglesias (16 puntos) y Mario Tobar (17 puntos, 3 rebotes, 7 faltas recibidas y 21 de valoración). Y ya tiene mérito haber destacado hoy en un equipo en el que todos y cada uno merecen el sobresaliente. Al menos, ésa es la nota que les dan los aficionados hasta allí desplazados, inmensamente orgullosos de verlos defender con tanto ahínco la camiseta verde zornotzarra.

Nos situamos con 10 victorias y 5 derrotas y la clasificación sigue comprimiéndose más y más. No nos acabamos de despegar de los que vienen por detrás pero mientras tanto nos acercamos al que está delante (el Natra Oñati nos supera por una victoria y por la diferencia de puntos: hoy hemos ganado de 8 y ellos nos ganaron en Larrea de 13). Emoción no nos va a faltar. Esperanzas las tenemos todas tras las dos grandes actuaciones del equipo. La próxima semana el Estela, otro rival temible, nos espera en Santander. El lunes empezaremos a pensar en ese partido, ahora, recordando el de hoy, sólo podemos exclamar: ¡Qué gozada!

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:

NATRA OÑATI: Ceciaga I. (21), García A. (23), Cavada J. (8), De la Iglesia A. (8), Osa X. (9) -cinco inicial- Gamarra I. (9), Kintana (0), Biain I. (0), Odriozola (0).

ZORNOTZA ST: Iglesias J. (16), Duque A. (5), Salazar I. (0), Tobar M. (17), Carreto I. (33) -cinco inicial- Zorrozua P. (7), Gómez X. (5), Ocerin J. (-), Torres J. (3), Izkara E. (0).



www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.