CONDENADOS POR UNA NEFASTA 1ª MITAD

Zornotza ST – 68; Conservas Cambados 71 (10-17, 21-39; 47-51, 68-71)

Eran muchas las ilusiones depositadas de cara a este partido, porque el equipo llevaba un año 2014 muy bueno, porque no se perdía en Larrea desde diciembre, porque tras dos victorias consecutivas nos sentíamos pletóricos para recibir a un rival directo como el Conservas de Cambados en la lucha por la permanencia -primero- y los playoffs -después-. Pero la ilusión y la alegría se han difuminado con un mal partido que nos deja una sensación de bajón, de anticlímax. La primera mitad no ha sido mala, ha sido nefasta, y nos ha condenado a una merecida derrota.

Y eso que al final se ha estado a punto de forzar la prórroga, luego de una reacción sensacional después del descanso, pero tratar de hacer en veinte minutos el trabajo de cuarenta supone tener la mayoría de las papeletas para acabar derrotado y con la consecuente cara de tonto. A lo largo de los primeros veinte minutos hemos hecho tal acopio de esas ‘papeletas’ que no podemos quejarnos de haber perdido porque un triple final haya entrado o no, sino que debemos estar cabreados con nosotros mismos por lo mal que lo hemos hecho en dos cuartos de auténtica pesadilla.

Además, somos reincidentes en cuanto a salir dormidos a los partidos. Hoy, como alguna otra vez anteriormente, hemos salido totalmente inactivos, desvitaminados, acogotados, apagados,… Tristes, muy tristes. Así las cosas, el Conservas de Cambados sólo tenía que aprovecharse de la atonía de los verdes para ir imponiéndose sin demasiadas dificultades en el marcador. Defendían fuerte los amarillos, ya fuese en individual o zonal, llegaban a las ayudas, se anticipaban en las líneas de pase y cegaban así a un Zornotza impotente en ataque. Afortunadamente, para evitar un desastre total y prematuro, nuestra defensa funcionaba algo mejor que nuestro ataque y la anotación gallega tampoco crecía a un tren alto. El primer cuarto llegaba a su fin con un 10-17, en el que lo más preocupante era esa raquítica decena de puntos anotados. Y lo peor estaba por llegar.

Lejos de reaccionar en el segundo cuarto, los verdes continuarán ausentes en ataque, perdiendo balones lejos de un aro al que apenas se llegaba a lanzar muy de vez en cuando. En estos dos primeros cuartos sólo Ibon Carreto da señales de vida. Pero ni él ni nadie consigue acabar con la sequía anotadora en un segundo período en el que tardamos casi cinco minutos en hacer un punto (un tiro libre de Iker Salazar). Un minuto después el marcador resulta sonrojante: 11-31. El Xuven ahora está disfrutando y jugando a placer, no tienen ningún problema en defensa y su juego ofensivo va mejorando y desbordando las distintas defensas zornotzarras. Ni la zona conseguirá tapar huecos y evitar que el veterano pívot Alberto ‘Chufi’ Rodríguez imparta un clínic de baloncesto en cada una de sus acciones; anotando, reboteando, asistiendo y dirigiendo desde el poste bajo. En minuto y medio Carreto, en plan Solo ante el peligro, anota ocho puntos y recorta las diferencias hasta un 19-33. Se ha frenado la hemorragia, pero el herido Zornotza ya ha perdido mucha sangre y los cambadeses vuelven a elevar la distancia hasta los dieciocho puntos, llegándose al descanso 21-39. Posiblemente esta haya sido una de las peores mitades del Zornotza en toda la temporada y nos dejaba prácticamente condenados a la derrota. A no ser que llegase una reacción extraordinaria.

Y llegó. En el tercer cuarto el Zornotza volverá a utilizar la táctica ‘de perdidos al río’, volverá a mostrar su afición por las misiones imposibles, por las gestas llenas de épica. Se inicia el cuarto con una asistencia de Arturo Cruz para un Kyle Rowley que finaliza la jugada con un rotundo mate. Poco después, el propio Cruz roba un balón y culmina el contraataque con una bandeja. Esto es otra cosa. El equipo despierta y el público también. El ambiente ya no es el de un funeral, porque resulta que el muerto no estaba muerto, sólo dormido. Pero el Xuven no queda paralizado ante este nuevo rival y responde devolviendo la diferencia a la veintena de puntos, 26-46. Sin embargo, este Zornotza del segundo tiempo no se parece en nada al del primero y cree en la remontada. Joseba Iglesias será el gran líder de los verdes en este tercer cuarto. Su puntería desde más allá de 6’75 dará alas a todo el equipo. Cada vez más efectivos zornotzarras se van metiendo en el partido y se respira otro aire en la cancha y en la grada. Se vuelve a vibrar. Se sigue recortando las diferencias. Por desgracia, estamos fallando muchísimos tiros libres y no conseguimos llegar a igualar el tanteador. Finaliza el cuarto con 47-51. Estamos a sólo cuatro puntos de los gallegos, algo increíble diez minutos antes.

En los dos primeros minutos del último cuarto exhibimos cierta ansiedad por completar la remontada y cometemos algunos errores que son aprovechados por los de Yago Casal para volver a escaparse por diez puntos, 47-57. Tememos que se nos haya pasado el buen momento, pero entonces Rowley empieza a imponerse en ambos tableros y el Zornotza reinicia la remontada. Conseguimos canastas interiores y sacamos muchas faltas a los amarillos, pero seguimos fallando demasiados tiros libres. Un triple de Lucas Vaquero, una canasta interior de Chufi y un tiro de media distancia de Juan Mato devolverán la renta de diez puntos al Xuven a falta de 2’25” (56-66). Difícil levantar el partido, pero no imposible, como se encargará de demostrarlo el Zornotza con un final impresionante. Carreto y Cruz clavan dos triples y estamos 62-66 a minuto y medio del final. Fallan los gallegos, rebotea Carreto y es objeto de falta. Trasnforma uno de los tiros libres (63-66 a 1’09”). Emoción al máximo. Juan Mato falla un lanzamiento, pero el gran Chufi Rodríguez palmea y pone el 63-68 a 48″ del final. Carreto falla un triple, pero Rowley rebotea, anota y saca falta. Va dentro el adicional (66-68 a 35″). Tras tiempo muerto visitante el Conservas de Cambados saca de banda y en esa misma acción a Emilio Oubiña se le señala falta personal en ataque intentando proteger el balón ante la presión de Iglesias. El balón vuelve a ser verde. Cruz recibe falta a 17″ y anota, ahora sí, los dos tiros libres. ¡Empate! Nuevo tiempo muerto de Casal. Garita decide defender sin cometer falta y parece que nos vamos a la prórroga cuando Mamadou Diop recibe el balón en una esquina, en posición forzada, con un defensa encima, pero aun así es capaz de elevarse y clavar un triple a falta de 3″ (68-71). Tiempo muerto de Garita. El Zornotza llega a tener opción de empatar y el triple de Cruz sobre la bocina parece estar dentro de la canasta, pero en el último momento el balón se sale, el partido se acaba y la derrota se confirma, 68-71. Hemos nadado mucho para ahogarnos en la orilla.

El triple de Diop que sí entró y el de Cruz que no lo hizo, pueden ser cuestión de mejor o peor suerte, pero en esta ocasión esas acciones han servido para hacer justicia, porque el Conservas de Cambados ha merecido la victoria, se ha aplicado durante los cuarenta minutos para obtenerla, mientras que nosotros sólo hemos reaccionado después de tirar a la basura veinte minutos de ¿juego? Luego hemos asistido a una reacción estupenda, pero insuficiente a la postre y que no habría sido necesaria si nos hubiésemos puesto las pilas antes del partido y no en el descanso.

En fin, hemos tenido el día tonto y esto supone una oportunidad perdida ante un rival directo que nos deja con 7 victorias y 11 derrotas, un balance satisfactorio a estas alturas -casi salvados y aún con opciones de pelear por entrar en los play offs-, pero que, visto lo visto, podría ser mejor. Lo más doloroso de una derrota es que esta llegue en grandísima medida por deméritos nuestros, y eso ha sucedido hoy. Además de nuestro mal juego, con un 18/30 (60%) en tiros libres, también es difícil pretender ganar un encuentro finalmente igualado.

Como decimos, Ibon Carreto ha sido nuestro único sustento en la primera mitad y ha finalizado el partido con 40 minutos jugados, 18 puntos, 2 rebotes, 1 tapón, 8 faltas recibidas y 13 de valoración. Joseba Iglesias ha sido el líder de la remontada en el tercer cuarto y ha logrado 16 puntos (4/8 en triples), 7 rebotes, 5 faltas recibidas y 14 de valoración. Kyle Rowley se ha convertido en el MVP con 23 de valoración (de nuevo consigue un doble doble: 11 puntos y 12 rebotes, además de 7 faltas recibidas), gracias a una muy buena segunda mitad. Arturo Cruz, pese a sus malos porcentajes en tiro, también ha completado una buena segunda mitad, llegando a los 13 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias, 4 recuperaciones y 15 de valoración. Pero por encima de todos los jugadores de este partido destaca el pívot visitante Alberto ‘Chufi’ Rodríguez (22 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 22 de valoración), que ha estado en su línea habitual, es decir, excelente.

Hoy estamos de bajón, pero esperemos que esta mala actuación tenga su lado positivo si al menos sirve para que aprendamos de nuestros errores. Pasado el cabreo y la decepción, hay que levantar la cabeza y los ánimos, porque la liga continúa, debemos certificar la permanencia -nuestro objetivo original- cuanto antes y a partir de ahí, sólo a partir de ahí, aspirar al éxito que supondría meternos en play offs.

El próximo sábado nos espera en su cancha de Mendizorroza otro rival directo en esta nuestra liga de la zona baja, el Araberri gasteiztarra. Será un partido difícil de ganar, pero si llegamos mentalizados y salimos decididos desde el comienzo, podremos volver a sonreír. Ojalá.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:

ZORNOTZA ST: Iglesias J. (16), Salazar I. (6), Carreto I. (18), Cruz A. (13), Rowley K. (11) -cinco inicial- Quero D. (4), Mendia B. (0), Morán J. (0).

CONSERVAS CAMBADOS: García A. (2), Orellano J.M. (4), Rodríguez A. (22), Rey N. (9), Merino J.L. (7) -cinco inicial- Diop M. (6), Vaquero L. (8), Mato J. (4), Oubiña J.L. (2), García T. (7).

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2014

Ir arriba.