Cómo describir a un hombre como Jon Idigoras (Luis Birizuela Olano)

Jon era un hombre siempre fiel, tanto con sus principios como con sus amigos, jamás ha defraudado a nadie. A un amigo se le ve en los malos y complicados momentos. Era donde Jon demostraba lo que era, el mejor de los amigos, dado que él sí estaba contigo de verdad. No es fácil encontrar a un amigo de esas características, siempre fiel, siempre dispuesto a ayudarte.
¡ Qué grandes días vivimos con Jon!
Era un hombre apasionado, era honesto y soñador que siempre actuaba con amor hacia EuskalHerria y sus amigos. Nunca buscó honores, simplemente peleó hasta el fin de sus días. A pesar de que ser un hombre libre es muy complicado, por no decir imposible, sin embargo, Jon lo era. Gizon askea izan da!
Sus propias convicciones, su forma de proceder, el amor por Euskal Herria, la valentía que le caracterizaba y sobre todo la dignidad y el compromiso era lo que le conducía hacia la libertad. Más allá de discrepancias políticas, desempeñó su labor hacia su pueblo y con la firme voluntad de que este país avanzará hacia un gran futuro. Tenía la vocación de que este país pudiera avanzar y alcanzar la Paz y la Libertad.
No puedo dejar de mencionar el famoso discurso como parlamentario de Herri Batasuna que pronunció en las Cortes Españolas, donde entre otras muchas cosas dijo: “Saquen sus sucias manos de EuskalHerria y déjennos vivir en paz, déjennos avanzar hacia nuestra soberanía y autodeterminación”. En ese discurso también tuvo palabras de recuerdo para otro gran amigo, Santi, que fue asesinado brutalmente por fuerzas parapoliciales y de Estado.
Todo este discurso tuvo lugar poco después de que sufriera un atentado en el que salió ileso, pero no obstante falleció uno de sus compañeros, Josu Muguruza y resultó herido de gravedad Iñaki Esnaola.
Entre muchos de mis recuerdos está también el discurso pronunciado en Anoeta, poco antes de su muerte: “No descubro nada nuevo cuando afirmo que la violencia armada en EuskalHerria se retroalimenta de un tejido social condenado al silencio e impedido de defender sus ideas y proyectos, se hace pues urgente la necesidad de reconducir la resolución del conflicto por unas vías exclusivamente políticas y con contenido democrático, solo así podremos acceder a un escenario sin violencia.
En estas líneas quiero significar también un consejo que Jon me dio cuando estaba agonizando en una clínica. Me decía : “Burrillo-así me llamaba- nunca quiebres tu voluntad, por muchos inconvenientes que encuentres en el camino. Valórate con nota muy alta y en su justa medida, al final conseguirás aquello que quieras ser, te podrás equivocar pero ello no significará falta de amor ni de voluntad”, consejo que siempre he intentado cumplir aunque no es nada fácil.
Por otra parte, contaré una anécdota que ayudará a una mejor comprensión de la figura de Jon. Cierto día mi amigo Sabintxu y yo fuimos a visitarle a la cárcel de Basauri. Ciertamente íbamos preocupados de cómo le encontraríamos tanto de salud como de ánimo. Una vez en la corta visita que mantuvimos comenzó a hablarnos y posiblemente notó en nuestras caras el gesto de preocupación. Pues bien, en todo momento estuvo haciéndonos bromas, diciendo que él se lo pasaba muy bien, que tenía como compañero de celda a Tasio ( pequeño gran hombre), y que lo único que nos tenía que preocupar era que a la tarde ganáramos el partido que teníamos en Urritxe. Salimos encantados de la visita, “el viejo” era el de siempre, un hombre alegre, bueno y dicharachero, que siempre conseguía elevar la moral.
Por último, quiero manifestar mi anhelo de perpetuar en mi pueblo la figura y semblanza de Jon mediante la instalación de una calle o paseo en su memoria, para que de ese modo nuestros descendientes pregunten quién era ese señor y nosotros podamos contarles quién fue y qué hizo por EuskalHerria.
Desde aquí pido a la Corporación municipal de Zornotza que acceda a esta petición y que como Jon decía:”Aparquen las discrepancias políticas” y aprueben de una vez por todas la propuesta en pos de perpetuar la memoria de un hombre de nuestro pueblo que de verdad se ha merecido tal distinción.
Gracias Jon por todo lo que me has aportado
JON GIZON ASKEA IZAN DA!
Luis Birizuela Olano

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2015

Ir arriba.