Zu Kirolari

ZORNOTZA SASKI TALDEAREN GARAIPEN BIKAINA

Zornotza ST- 84; CB Santurtzi SK- 59 (20-13, 43-33; 63-49, 84-59)

Derbi en el polideportivo Larrea de Amorebieta entre Zornotza y Santurtzi, dos equipos empatados en la clasificación de la Liga EBA con 8 victorias y 5 derrotas, luchando por la segunda plaza de esa competición y, de paso, por hacerse con el trono del Señorío Baloncestista de Bizkaia (Bilbao Basket al margen).
El partido había despertado mucho interés en toda la provincia, las expectativas eran enormes, la emoción inmensa. El Zornotza llevaba cinco partidos seguidos venciendo como local. El Santurtzi había vencido en todas sus salidas, seis de seis, la última apalizando al líder en Oñati (42-80), ahí es nada. Verdes contra morados, solo uno podría proseguir con su racha.
Y el verde ha sido el color triunfador. Contundetemente. El verde que significa esperanza, esa que no nos falta después de cada tropiezo, esa que se convierte en realidad en días como hoy. Un día extraordinario para un Zornotza que ha redondeado su mejor actuación en el campeonato, especialmente meritoria por la entidad y calidad del rival que nos visitaba. Un día en el que sólo podemos decir una cosa a nuestro equipo: ¡¡¡Qué grandes!!!
Exclamación que muy probablemente será compartida por los santurtziarras, aunque en ellos no habrá un gesto de admiración, sino más bien de fastidio, porque en el baloncesto el tamaño sí que importa y el Zornotza es muy grande, literalmente. Altura, embergadura, peso, de todo ello estamos mejor dotados que los morados, que son un equipo pequeño y que basa sus muchos éxitos en la agresividad defensiva y velocidad. Sin embargo, esas sus virtudes nada han podido hoy contra un Zornotza dominante de principio a fin y sin desmayos a lo largo del partido. El Santurtzi perdía así por primera vez en la temporada como visitante, el Zornotza prolongaba su racha como local a seis victorias consecutivas (las tres últimas encajando menos de 60 puntos). Luz verde para nuestras esperanzas.
Desde el comienzo se ha visto que el Zornotza iba a tratar de aprovechar su poderío físico, su tamaño. Absoluto control del juego interior en ambas zonas que iba permitiendo a los verdes abrir una brecha en el marcador. Costaba anotar porque la intensidad defensiva morada es notable, pero si se superaba la primera línea defensiva, en los alrededores del aro los hombres grandes zornotzarras arrasaban, despuntando Ibon Carreto y Mario Tobar. Mientras que en nuestra mitad de cancha se colocaban controles en todas las carreteras que daban acceso al aro y el Santurtzi no podía sino detenerse ante tanta vigilancia. Poco antes de terminar el primer cuarto el 20-9 que mostraba el marcador era prometedor. Entonces llegaba la reacción visitante. Jorge Elorduy iba haciendo cambios hasta dar con un quinteto que tutease a los zornotzarras y finalmente la combinación Betolaza, Casado, Torres, Ugarabe y Hernández le daba los resultados apetecidos. Se reducían las distancias y terminaba el cuarto con un 20-13 que mantenía la emoción.
Al comienzo del segundo acto el Zornotza seguía haciendo daño, mucho daño en el interior de la zona visitante, pero los santurtziarras respondían con una serie de aciertos desde posiciones exteriores, con protagonismo de Edu Hernández y Alex Torres en el tiro de media y larga distancia. Punto a punto se nos echaban encima, 27-23. ¿Sería capaz el Zornotza de mantener la cabeza fría y no caer en ansiedades? Este era el miedo que teníamos, porque en varias ocasiones esta temporada nos ha ocurrido que nuestra moral se resiente al ver que el buen trabajo no se traduce en el resultado apetecido, pero hoy se ha hecho gala de la fortaleza mental necesaria y el equipo no se ha descompuesto ni un solo instante. La defensa conseguía acabar con la buena racha anotadora rival y la renta se podía estirar de nuevo hasta los diez puntos, 43-33 al descanso.
Hemos mencionado a Carreto y Tobar como hombres grandes desequilibrantes, pero por desgracia Ibon se ha cargado de faltas muy rápidamente e iba a verse condenado al banquillo durante gran parte del resto del encuentro. Y aquí es cuando hay que mencionar la sobresaliente labor de otro de los grandes zornotzarras, Joseba Iglesias. En principio era baja para este partido, pero Joseba ha desoído a su rodilla, que le decía que no, que no juegues que me casco, y echándole lo que hay que echarle ha decidido jugar. Ha jugado y ha completado un partidazo.
El tercer cuarto ha comenzado don el Santurtzi dispuesto a hacerse con el partido, se acercaba a seis puntos, 47-41, pero a partir de ahí el Zornotza se ha revolucionado. Se ha apretado más en defensa -aunque ello haya supuesto cargarse de faltas, incluidas tres antideportivas- y el acierto en ataque con excelentes asistencias interiores permitía abrir hueco en el marcador y en los respectivos estados anímicos. El arreón nos ponía 63-49 a falta de diez minutos. Marchaba bien la cosa.
El Santurtzi estaba tocado y el Zornotza estaba dispuesto a hundirlo por la vía rápida. Con seriedad y muy concentrados se iba martilleando a un contrario que comenzaba a mostrar síntomas de impotencia. El Santurtzi no se rendía, pero chocaba contra un muro, contra un Zornotza que lo sometía con una autoridad que llenaba de alegría a la afición local. La máxima ventaja sería de 25 puntos, la que reflejaba el resultado final de 84-59. Increíblemente maravilloso.
Golpe sobre la mesa del Zornotza en un momento delicado, con muchos equipos igualados, con importantes bajas, tras una dolorosa derrota la pasada jornada y contra un rival que lo había ganado todo como visitante y que llegaba lanzado. Rotunda, contundente e incontestable victoria verde en el derbi. Verde esperanza.
El poderío interior del Zornotza se ha reflejado perfectamente en los rebotes, se han capturado 44, el doble que los 22 conseguidos por el Santurtzi. Dato tremebundo. También es bastante ilustrativo el porcentaje de acierto de uno y otro en tiros de dos, 68’8 % los verdes y 21’2 los morados. Más tremebundo todavía. Hemos errado demasiados tiros libres (25/37), pero ahí ellos también han fallado igualmente (24/35).
Joseba Iglesias, valiente para jugar pese a su lesión, ha estado sobresaliente (15 puntos, 9 rebotes y 22 de valoración), Ibon Carreto, sin poder jugar demasiado por los problemas de faltas, ha estado muy activo (16 puntos, 7 rebotes, 6 faltas recibidas y 19 de valoración), Toni Lorenzo, siendo un pequeño en un partido dominado por los grandes, ha sido el máximo anotador con 17 puntos (clavando tres triples), Álvaro Duque ha repartido tantas asistencias como rebotes ha recogido, 7 de cada, Iker Salazar ha sido uno de sus “clientes” recibiendo asistencias (9 puntos y 7 rebotes), Peru Zorrozúa aporta intensidad y verticalidad (8 puntos), Juan Torres, perfecto relevo en el juego interior, Jon Ocerin, Eneko Izkara y Xabi Gómez, haciendo equipo desde el banquillo, Mikel Garitaonaindia e Iván Frade, ambos a los mandos de la nave. ¿Nos dejamos a alguien? Ah, sí, también ha jugado Mario Tobar. Claro, nos olvidábamos del burgalés porque no ha hecho casi nada: 15 puntos, 9 rebotes (5 ofensivos), 3 tapones y 6 faltas recibidas para un total de 26 de valoración. Eso, casi nada. Espectacular.
El Santurtzi no ha tenido su día, ha debido ceder ante un Zornotza poderoso, y sus mejores jugadores han sido los exteriores Alex Torres (12 puntos, 3 triples y 13 de valoración), Marcos Casado (12 puntos y 7 faltas recibidas) y Jon Betolaza (12 puntos, 5 asistencias, 5 faltas recibidas y una pegajosa defensa sobre el base contrario). Pero pese a la abultada diferencia por la que han perdido han sido un digno rival que no ha tenido acierto pero que ha peleado hasta el final. Seguirán siendo un serio rival en lo que queda de liga, que no quepa duda.
Derbi emocionante pero desigual. Felizmente para nosotros. Ha habido muchas faltas, varias antideportivas, ha habido dureza e intensidad, pero siempre dentro de los márgenes de la más exquisita deportividad. Dos señores equipos que saben ganar y perder.
Jornada alegre para nosotros los zornotzarras. Nos cargamos de moral para afrontar la próxima salida a Oñati, donde nos espera un líder que lleva dos derrotas consecutivas. No hay dos sin tres, dicen. Pero bueno, eso será la próxima semana, ahora disfrutemos de este triunfo tan estupendo y tan esperanzador. Luz verde para soñar.
1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!
ANOTADORES:
ZORNOTZA ST: Lorenzo T. (17), Duque A. (2), Salazar I. (9), Tobar M. (15), Carreto I. (16) -cinco inicial- Zorrozua P. (8), Iglesias J. (15), Torres J. (2).
CB SANTURTZI: Acasuso A. (8), Betolaza J. (12), Casado M. (12), González I. (1), Muñoz I. (0) -cinco inicial- Bahillo E. (3), Inchaurraga I. (0), Ugarabe J. (2), Torres A. (12), Hernández E. (9), Ortiz de Zarate I. (0).

Estadísticas completas

Mucha nieve hasta el Campo1

Después de 7 horas de durísimo trabajo, Jose Fernández y Alex Txikon alcanzaban el Campo 1 del Laila Peak a 5.200m de altitud. Desde allí, Alex nos ha llamado con la respiración agitada como consecuencia del esfuerzo realizado en la ascensión: “Hemos tenido muchísima nieve, y nos ha costado un poco llegar. Espero que a partir de mañana el tiempo mejore por arriba“.
Juanjo San Sebastián, quien partía esta mañana junto con Jose y Alex, se ha visto obligado a dar la vuelta poco después de salir, ya que tuvo un golpe en la rodilla, que parece que ahora le está causando problemas.
Mañana se despertarán temprano, y partirán hacia el C2. Os iremos informando….

Expedición Laila Peak: comienza el segundo intento

Alex Txikon nos ha confirmado que comienzan el segundo intento de hacer cumbre en el Laila Peak después de que anteriormente se quedaran a escasos 6o metros de la cima. “Ya está decidido. Mañana salimos hacia el Campo I, con la esperanza de atacar el lunes la cima del Laila Peak”. Suerte a todos los expedicionarios.

HEMOS PASADO MIEDO, DICE ALEX TXIKON

Alex Txikon eta bere taldea berriro saiatuko dira laila Peak-eko gailurrera iristen. 60 metrora geratu ziren aurrekoan, eta jaitsiera oso gogorra izan zuten. Haize handiak eta hotza. Orain eguraldiak laguntzen badu berriro saiatuko dira. Animo Alex!!!! Video de los primeros días de ascensión.

Fallido ataque a la cumbre del Laila Peak

El equipo ha llegado hasta 6.020m, punto donde se han tenido que dar la vuelta debido a la hora. Se acercaba la noche, y Juanjo San Sebastián, Ramon Portilla, Jose Fernández y Alex Txikon han tenido que abandonar la idea de alcanzar la cumbre del Laila Peak (6.096m) y se han dado la vuelta, alcanzando poco después el C2 (5.600m).

Todos se encuentran bien, con el agotamiento lógico después de varios días de continua paliza en altura. Allí se están recuperando ahora de un “durísimo trabajo, una escalada durísima y el frío que hemos pasado“. “Es una pena, pero a esas horas era imposible. La ascensión ha ido más lenta de lo que pensábamos, por la dificultad que supone la pared. Qué pena, nos hemos quedado a muy poquito” comentaba Alex ya desde el C2.

Su plan inmediato es descansar hoy en el C2, y bajar mañana al Campo Base, ya que no disponen de comida. Allí, valorarán la posibilidad de atacar de nuevo la cumbre, aunque Alex adelantaba que “ahora se aproximan días de inestabilidad y tormenta”.

Aún así, el trabajo realizado ha sido impresionante. Han llegado casi hasta la cumbre, realizando una labor de escalada extrema y en durísimas condiciones climatológicas (propias del invierno). Se sienten orgullosos del trabajo realizado, y satisfechos con la decisión abordada de abandonar el ataque a cumbre a esa altura.

ZORIONAK EQUIPO, podéis estar orgullosos de una labor alpinística más que bien realizada.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2013

Ir arriba.