AMR MOTOS, mejor proyecto empresa emprendedora 2014

El Gobierno vasco premia cada año a la mejor empresa con el objetivo de incentivar las vocaciones emprendedoras. Este año el galardón se ha llevado AMR motos, una empresa de Amorebieta que construye motos de competición, réplicas de modelos antiguas y otras “a la carta”, además de funcionar como taller de reparación. Sus dos socios, Ibon Ordoñez y Erlantz Zelaieta, son ex-alumnos del centro de FP de Iurreta, en la especialidad de automoción.
Son emprendedores y lo siguen siendo. No se conforman con lo que tienen. Se quieren diferenciar del resto y lo están consiguiendo. Podemos encontrarlos en el Polígono Biarritz donde han instalado su taller. Motos de enduro, cross, scooter, motos de carretera, quad, custom, Cafe Racer,.. “Arreglamos y preparamos todo tipo de motos, tenemos herramientas y medios para solucionar problemas que otros no pueden”, dice Ibon Ordoñez, un chaval de 26 años con una gran experiencia.
Antes de montar este taller Ibon trabajó como mecánico en el campeonato de España de velocidad con el piloto Aitor Martínez. También con los pilotos Alex Márquez, el italiano Francesco Bagnaia y el venezolano, Edgar Galipoli. Gracias a esta experiencia adquirida dedican una parte importante de su tiempo a la preparación de motos de competición. Pero además de preparar mecánicamente las motos, AMR está realizando diseños de carenados y colines en fibra de vidrio. “Queremos patentar un colín o parte trasera de la moto que hemos diseñado y fabricado nosotros mismos. Trabajamos con una empresa de Toledo, Dragon TT, especialistas en fibra de vidrio donde fabricamos nuestros diseños”.
Pero no sólo dedican sus esfuerzos a la competición, con Dragon TT, han fabricado una capota para scooter, llamada Bubble, que se coloca sin necesidad de herramientas. Un producto novedoso que quieren comercializar por un módico precio de 500 euros. También diseñan y fabrican carenados exclusivos, además de soportes para maletas. “Todas las piezas que se venden en este apartado son únicas y exclusivas. Están fabricadas en fibra de vidrio o carbono de máxima calidad y muy alta resistencia. Además todos nuestros productos están homologados y no hay que hacer ningún tipo de reforma en la moto para su instalación”, señalan estos jóvenes.
También han fabricado réplicas de motos, como la Derby Ran 50 de Angel Nieto, o una Deneper 750 rusa de la Segunda Guerra Mundial. Y uno de los apartados más solicitados en estos últimos años es el de las motos a la carta.” Son motos antiguas restauradas totalmente. Tenemos que realizar un proyecto entero que pasa por un laboratorio donde realizar múltiples pruebas. Los resultados son espectaculares, ya que tienen un aspecto antiguo pero con tecnología nueva, frenos y suspensión, manillar,..cambiamos lo que el cliente quiera y muchas de las piezas las fabricamos nosotros mismos”.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2015

Ir arriba.