AINARA HERNANDO; ESCRITORA, MADRE Y LUCHADORA

6-copiar

Nació un 24 de Abril de 1981. Se licenció en Farmacia y cursó un Máster en I+D+i de medicamentos en la Universidad de Navarra. En el 2006, cofundó una empresa biotecnológica en la que ejerce desde entonces como directora general. Pero en 2012, tras dar a luz le detectaron un cáncer de mama. Entonces se superó a sí misma y se enfrentó a la enfermedad con dos fundamentos sólidos; su hija y la escritura. Ainara Hernando, una zornotzarra “apasionada por la capacidad de las letras para arrastrarte y atraparte de lleno en el corazón de una historia” ha escrito su primera novela, “El día de la luz”.
Una novela juvenil, sus protagonistas tienen 17 años, un thriller ambientado en Londres y Egipto que te atrapa y cautiva hasta el final. Cuando secuestran a su hermana Anabella, Ruby Meyer se vuelca en la única pista que posee para poder llegar hasta ella: un pesado escarabajo metálico con inscripciones jeroglíficas que su tío le entregó en su lecho de muerte. Ese escarabajo desencadenará una sucesión de descubrimientos, que más allá del paradero de su hermana, le revelarán el secreto que ha preservado su familia durante más de 3.000 años. Un secreto que ha puesto en peligro la vida de Anabella… y la del resto de la humanidad.
“Llevo toda mi vida imaginando historias, creando personajes, viviendo en mundos paralelos. Sabía que en algún momento debía escribirlas y compartir mis aventuras, pero siempre había otras obligaciones que fagocitaban todo mi tiempo”, nos cuenta Ainara. “Pero, a veces, determinados acontecimientos cambian tu punto de vista sobre las cosas. Lo cambian todo. Y descubres que el momento de lanzarte a por tus sueños ha llegado”.
Y es que esta joven zornotzarra tiene su propia historia que quiere compartirla para ayudar a otras mujeres en su misma situación. “En el año 2012, cuando un cáncer de mama pone mi vida patas arriba, decido que es el momento de formarme en técnicas de escritura creativa y escribir esas historias que llevaban años revoloteando en mi cabeza. La escritura y mi hija recién nacida llenaron mi tiempo, más que una carga fueron un apoyo. He aprendido muchas lecciones gracias a la enfermedad y me quedo con lo positivo. Y seguiré escribiendo porque para mí es muy terapéutico”.
Ainara ha superado ya su enfermedad y durante este tiempo ha conocido a más mujeres de Amorebieta que también han estado en su misma situación. Quiere dar un mensaje de fuerza y esperanza a todas “porque si algo he aprendido, es que no puedes esperar a mañana para intentar alcanzar tus sueños, porque mañana podría no llegar nunca”.

www.amorebieta.com – Hilero Zornotzan © 2016

Ir arriba.